Luis María Beamonte: “Hemos aceptado a Podemos en las Cortes y, si entran otras fuerzas, lo aceptaremos”

El candidato del PP a las Cortes de Aragón es Luis María Beamonte

El candidato del PP a las Cortes de Aragón, Luis María Beamonte, afronta la cita electoral del próximo 26 de mayo “convencido” de entrar en el Pignatelli. Pese al duro golpe que supuso el resultado en las generales, el líder popular confía en que se trata de un “escenario diferente” y no cierra la puerta a un gobierno de VOX, siempre que las propuestas sean “de centralidad, sentido común y respeto con todo el mundo”.

Una de las primeras que ha presentado es su denominada “revolución fiscal”, con el objetivo de dar “estímulos” a la economía. Además, propone una Ley del Campo para dar “seguridad, derechos y garantías” a los agricultores y ganaderos, al mismo tiempo que ha criticado a Javier Lambán por no ejecutar hasta 225 millones de euros de los propuestos de 2018.

Pregunta.- ¿Cómo afronta la recta final de la campaña?
Respuesta.- Con mucha ilusión, convencido de que es posible un gobierno alternativo al que en estos momentos ha gobernado la Comunidad. Tenemos ilusión y compromiso serio de intentar que las cosas cambien, de darle una vuelta a Aragón, que es necesario.

P.- ¿Ha afectado el duro golpe de las generales a la hora de preparar esta campaña?
R.- El resultado de las generales no fue el mejor. Eso es evidente. Pero estamos en un escenario absolutamente diferente, y es necesario un cambio importante, un freno de mano a las políticas rupturistas de Sánchez. Ya hemos visto en el Congreso qué está ocurriendo. Es bueno que se dé un cambio territorial para que Aragón coja un ritmo diferente al que ha tenido estos años. Hemos vivido de mucho anuncio y la realidad es otra en estos momentos en sanidad, educación, infraestructuras, en política económica, en el sector primario o la despoblación.

Beamonte señala que cualquier cambio que se pueda producir pasa por el PP

P.- ¿Por qué cree que, en esta ocasión, los aragoneses van a depositar su confianza en el PP?
R.- Somos la única alternativa que existe al Partido Socialista. Cualquier cambio que se pueda producir pasa por el PP, porque otros no se han querido definir. ¿Qué quieren decir? ¿Que se guardan alguna carta? El Partido Popular es el centro del centro-derecha. Y de esa posición de moderación, de centro, de respeto a todo el mundo, de sentido común, esa transversalidad tiene encaje en el conjunto de la sociedad aragonesa.

P.- Una de las medidas que más ha reivindicado es la revolución fiscal y una bajada casi masiva de impuestos. ¿Cuál es su fórmula para mantener los servicios con menos impuestos?
R.- El Gobierno de la Comunidad ha dejado sin ejecutar en 2018 225 millones de euros, 126 de políticas sociales y unos 90 en inversiones. La subida impositiva del Gobierno de Aragón que nos situó como la segunda comunidad con los impuestos más altos de España viene a suponer unos 95 millones. Si cogemos el pico del 19, el ejercicio del 17 y el pico del 16, las subidas de impuestos no han servido para nada porque no se han ejecutado.

Se trata de que la economía tenga estímulos. Si los impuestos se bajan, hay más dinero en el bolsillo de los ciudadanos y en el mercado, y se producen más inversiones y más consumo, más IVA. Nadie se para a valorar cómo se paraliza el mercado con una subida de impuestos. Claro que las tiene. Somos la segunda comunidad con menos atracción empresarial, la segunda que más grava a las clases medias, y somos la segunda comunidad autónoma que más alto tienen los impuestos. En Cataluña, de 3.000 empresas, con toda la proximidad y relaciones históricas, culturales y familiares, escasamente han venido 300 por nuestro modelo fiscal.

Beamonte afronta la próxima cita electoral “convencido” de entrar en el Pignatelli

P.- ¿Qué propone para evitar la temporalidad del empleo y que no dependa tanto del turismo en Semana Santa, verano, nieve…?
R.- Tenemos que contribuir entre todos a que haya mejor empleo. Es necesario un marco normativo aprobado, una buena planificación, que pasa por que la educación se llegue a adecuar a las necesidades del mercado. Hace falta una buena interrelación con los agentes sociales. Aunque algunos pensaban que la reforma laboral era un hándicap para el crecimiento de este país, se han dado cuenta que gracias a la reforma laboral se ha generado empleo. Es verdad que hay que mejorar las condiciones de precariedad laboral, pero precisa de un compromiso del Estado.

P.- Habla en su programa de una Ley del Campo
R.- En este país, si alguien ha aguando en los momentos más difíciles de la crisis ha sido el sector primario, y son los grandes olvidados. Esa Ley del Campo necesita dar seguridad, derechos y garantías, desde las participaciones en los elementos de concentración de explotaciones parcelarias hasta los incentivos fiscales que se deben producir en el mundo rural o los procesos de renovación de maquinaria ganadera. Eso da seguridad a la gente del mundo rural. Estamos hablando del 5% del PIB.

P.- ¿Cuál es la solución para Andorra y las Cuencas Mineras?
R.- La solución podía estar mejor planificada. Nos hemos encontrado con una ministra que, en ese vicio ideológico en el que se mueve, lo primero que ha dicho es que no se utilice diesel, como si fueses los que más contaminan. La UE limita las emisiones, no que se vendan, y con el mismo vicio ideológico focaliza una nueva acción hacia las térmicas. Nos encontramos con un problema laboral y estratégico. Había la posibilidad de hacer un periodo de transición justo hasta 2030, ¿y por qué se hace hasta 2020? Habría tiempo para hacer una transición ordenada con consenso y con fondos europeos. Pero el vicio de la ministra pone una alfombra para que Enel tenga la osadía de cerrar la Térmica de Andorra.

El candidato cree que el PP es la única alternativa que existe al Partido Socialista

Ahora vienen los lamentos. Porque estos barros tienen su origen en la venta que Zapatero hizo de Endesa para que no se la llevase Aguas de Barcelona. Que nadie olvide que las térmicas aportan el 20% del mix energético a la red en momentos concretos. España no está preparada para suplir con energías limpias esta situación. Las eólicas se fueron haciendo bien, con una buena estrategia, y funcionó. Después, las fotovoltaicas fueron un desastre, generaron un problema impresionante, dejaron un déficit. Cuando se toman decisiones de esta naturaleza tienen consecuencias muy difíciles de solucionar por no hacerlo con el sentido común.

P.- Otro de los problemas en Teruel son los dos hospitales. Hace unas semanas se paralizaron las obras del Hospital de Teruel. ¿Puede garantizar que si gobierna este hospital estará finalizado en la próxima legislatura?
R.- Cualquiera que conozca la mecánica de las licencias urbanísticas entenderá que no puede responder a un vicio de una alcaldesa. No puede conceder de manera libre una licencia de obra. Son cuestiones regladas. Se presenta una solicitud de licencia, con una serie de documentación, los informes técnicos dicen que hay que solucionar unas cuestiones, pero el Gobierno de Aragón no para las obras. El Ayuntamiento ha corregido la situación, y se le dará la correspondiente licencia y le abrirá un expediente sancionador al Gobierno de Aragón. Lambán ahí ha mentido. Ha sido alcalde y conoce perfectamente que el Urbanismo es un tema reglado. O se puede hacer o no se puede hacer. No caben arbitrariedades.

P.- ¿Cómo se lucha contra la despoblación?
R.- Se lucha aparcando de una vez los informes y estudios, y tomándonoslo en serio. Se lucha, sobre todo, llegando a buenos consensos, porque no es un tema exclusivamente de la Comunidad. Necesitamos un plan que hable de mejores comunicaciones, es fundamental, porque Aragón tiene las peores carreteras de España, las más peligrosas. También una sanidad digna, que llegue a cualquier rincón de la Comunidad. Habrá que pensar en relevos generaciones e incentivos fiscales, como en transmisiones patrimoniales. El papel de la mujer también es importante, y planteamos medidas de apoyo a la mujer emprendedora en el mundo rural. Hablamos de muchas medidas, pero necesitamos un acuerdo a nivel autonómico, nacional y el compromiso de la UE. Sin voluntad política y sin recursos es imposible que avancemos en ese espacio.

P.- ¿Estaría dispuesto a ceder consejerías a VOX para formar un gobierno?
R.- Aspiro a ganar y a gobernar. A partir de ahí, no hay más que hablar. A partir del 26 de mayo veremos si es posible. Hacer conjeturas me resulta gratuito, pero no porque no me quiera pronunciar. Igual que hemos aceptado la realidad institucional de Podemos en las Cortes, si mañana hay otras fuerzas que obtienen representación, lo aceptaremos. Esto es la democracia. Hay cuestiones que no se pueden franquear. Una de ellas es el Estatuto y otra es la Constitución. Mientras las políticas sean de moderación, centralidad, sentido común, respeto a todo el mundo, incluso al que piensa diferente, nos podremos entender. En otros caminos de enfrentamientos, de ruptura, de romper la moderación y la convivencia difícilmente nos vamos a encontrar.

P.- ¿Teme que a Daniel Pérez le tiente más pactar con el PSOE que con usted?
R.- Tengo una buena relación personal con él. Ciudadanos valorará las cuestiones programáticas que más importen a la sociedad aragonesa. No se trata de lo que le guste a uno individualmente, sino a las posibilidades que cada uno tenemos en la formación de un bloque que gobierne. Tengo un profundo respeto por el conjunto de candidatos que se presentan en la Comunidad Autónoma.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El 26M arranca en Aragón con normalidad en la apertura de todos los colegios

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies