Los trabajadores de Sarga, llamados mañana a su primera huelga general

Aseguran que rebajaron sus peticiones de 27 a 5 durante la negociación
Aseguran que rebajaron sus peticiones de 27 a 5 durante la negociación

Los sindicatos de la empresa pública Sarga (CCOO, CSIF, CGT, OSTA, UGT y SCS) finalmente irán a la huelga este viernes, 24 de mayo. Todos ellos se han unido en favor de la movilización tras las infructuosas negociaciones llevadas a cabo el pasado martes en los servicios de mediación y arbitraje (SAMA).

“Esta no es una huelga política, tiene exclusivamente un carácter laboral”, ha señalado José Ramón Cajal, delegado de CCOO y presidente del Comité Intercentros, quien la califica como la culminación a una larga serie de movilizaciones emprendidas hace meses. Y avisa: “Las movilizaciones seguirán gobierne quien gobierne mientras no se atiendan nuestras demandas”, ha afirmado.

Según han explicado, las organizaciones sindicales el pasado martes en el SAMA, con el fin de llegar a un acuerdo, rebajaron sus pretensiones “a tan solo cinco puntos, de los 27 iniciales”, sin que la Dirección de la Empresa aceptase “ninguno de ellos”. Ante esta situación, las organizaciones convocantes consideran que la “huelga es inevitable”.

Los cinco puntos irrenunciables 

El primero de los cinco puntos que consideraban irrenunciables era la contratación del operativo contra incendios hasta el 31 de diciembre, teniendo en cuenta que los presupuestos prorrogados para este año “dan para trabajar 10,1 meses, y se reducirían a 8”.

El segundo es mantener el Complemento de Ajuste Individual de Retribuciones (CAIR) como no absorbible tal y como se fijó el año pasado y que este año la empresa, “de forma unilateral y sin negociación”, ha decidido modificar, de forma que las subidas salariales para 2019 son “absorbidas” por dicho complemento, lo que “en la práctica lleva a la congelación de los salarios”.

El resto de ellas se refieren a el incremento salarial y de los pluses del 2,25%, tal como se recoge en el Decreto 3/2019 de 15 de enero de aplicación para el sector público; la solución de las 124 alegaciones pendientes a la Relación de Puestos de Trabajo, y una nueva negociación de la misma; y, por último, la elaboración de un calendario de reuniones para negociar y acordar el resto de demandas pendientes.

Tal como se ha señalado Cajal, ninguna de ellas fue atendida por la empresa, que además, según los sindicatos, “trata de achacar parte de sus pérdidas al elevado coste laboral”. Afirmación que ha sido rebatida por Cajal: “Si en 2018 el presupuesto para 10,1 meses de media de contratación del personal era de 21,5 millones  y este año el presupuesto, dado que está prorrogado, es el mismo pero la contratación se reduce a 8 meses, el ahorro es de 4 millones”. Si el incremento salarial (incluidos pluses, complementos, etc.) supone 1,5 millones, “existen 2,5 millones que no se van a gastar y que no son imputables a los costes laborales”. Teniendo en cuenta, además, que precisamente la pretensión de la empresa es “incumplir la ley y absorber los incrementos”.

Por tanto, las pérdidas, afirman, se deben únicamente a la “mala gestión que están llevando a cabo y en ningún caso son atribuibles a los trabajadores como pretenden hacer creer”. Mañana, además de la huelga a la que están llamados los trabajadores y trabajadoras de Sarga, realizarán una concentración de protesta a las 12.00 horas frente a la Consejería de Desarrollo Rural, en la Plaza San Pedro Nolasco de Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Vuelven las temperaturas propias de agosto este fin de semana

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies