IU impulsará una ley para combatir la brecha salarial entre hombres y mujeres

La formación ha anunciado su batería de propuestas para “transversalizar” el género en las políticas

“Quiero mandar un mensaje a los hombres de nuestra sociedad: vivimos en una sociedad diseñada por y para los hombres y hay que cambiar esos roles tradicionales y caminar hacia la igualdad porque una democracia no se puede construir de espaldas al 52% de la población”, ha dicho Álvaro Sanz, candidato a la Presidencia de Aragón por Izquierda Unida (IU). Así, la formación ha anunciado su batería de propuestas para “transversalizar” el género en las políticas de manera que aseguren una igualdad real entre hombres y mujeres. La primera de ellas es impulsar una ley de brecha salarial.

Aseguran que las profesiones femeninas y muchas dolencias asociadas a ellas están, en ocasiones, invisibilizadas. “Debemos revisar las categorías profesionales y su remuneración; los servicios públicos de empleo deben tener por objetivo la superación de la segregación laboral”, explica la candidata a las Cortes, Marga Deyá. Respecto a las enfermedades, hay ciertas patologías que sufren las mujeres en su actividad diaria que no se tratan como enfermedades profesionales sino como comunes, tal es el caso de los riesgos psicosociales. Por eso proponen también eliminar el sesgo de género en el reconocimiento médico, porque “la norma es lo masculino y tenemos que integrar también las diferencias que existen hombres y mujeres”.

Uno de los trabajos donde se manifiestan estas patologías es en el sector de los cuidados, al cual también se le ampliaría la protección. Paralelamente, se incluyen medidas de atención a personas mayores en residencias y de ampliación de recursos para la Dependencia, “tenemos que atender a las necesidades reales de las familias y no quedarnos en prestaciones de miseria que lo que hacen es dejar en casa a las mujeres”, apostilla la candidata. En cuanto a las residencias, pretenden mejorar la atención y revisar ratios, así como las categorías profesionales de las mujeres que trabajan allí.

Promueven una educación afectivo-sexual “libre y sana, centrada en el bienestar y el placer”, eliminando, para ello, los roles tradicionales. Impulsarán el Plan de Igualdad en los centros educativos porque, aunque ya se ha aprobado, “no dispone de recursos ni de formación para la gente”, cuenta. El objetivo es prevenir las violencias machistas y se actuará insistentemente en los casos de acoso sexual en las aulas y el trabajo.

Asimismo, se desarrollará otro plan de igualdad de empleados y empleadas en la DGA, “porque el desarrollo de políticas feministas necesita una Administración feminista”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
ZeC aprueba su nuevo reglamento de primarias y amplía el plazo para alcanzar la confluencia con Podemos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies