La Guardia Civil realizó 125 rescates en alta montaña, un 31% más que la campaña invernal anterior

Se ha reducido en un 50% -de seis a tres personas- el número de fallecidos

La Guardia Civil ha presentado este miércoles el balance de su actividad de rescates en alta montaña en la provincia de Huesca durante la campaña invernal de 2019. En total se han producido 84 intervenciones para realizar 125 rescates, aumentado en un 31% los datos del 2018 pese a no tener una climatología especialmente adversa. El número de fallecidos ha descendido de seis a tres, pero ha crecido el porcentaje de heridos.

“Se han aumentado significativamente tanto el número de rescates como de personas auxiliadas con respecto al mismo periodo del año anterior”, ha señalado el teniente coronel Francisco Javier Vélez al presentar los datos referentes a la campaña de invierno (del 1 de noviembre de 2018 al 30 de abril de 2019). En total, se han realizado 84 intervenciones en las que han sido rescatadas 125 personas, un 31% más en el número de rescates efectuados que la campaña anterior. Si bien es cierto que los rescates han sido menos lesivos y se ha reducido en un 50% (tres personas) el número de fallecidos y aumentado el número de heridos (29%) e ilesos.

Desde la Guardia Civil han apuntado que los rescates han sido complicados por la “escasez de luz, y abundancia de niebla”, lo que ha llevado a hacer muchos rescates a pie y por la noche y a aumentar la rapidez en la respuesta para poder prestar “un servicio de calidad”. Esta campaña invernal se ha caracterizado por no tener una climatología especialmente adversa, sin abundantes nevadas y más días de sol, lo que “ha animado a la gente a practicar actividades y condiciona el perfil del usuario, el tipo de actividad y de rescate”.

El perfil del rescatado corresponde a un varón en el 68% de los casos, de entre 41 y 50 años -la campaña anterior era más joven-, no federado en el 56% y sin guía profesional, en el 96% de los casos. En un 56’% de las ocasiones sufre un accidente por sobreestimación de sus posibilidades, seguido de la falta de nivel técnico y falta de preparación física o planificación. Los accidentes más habituales son por tropiezos o caídas, el extravío, los enriscamientos y los problemas físicos.

Entre las actividades que provocan mayor número de accidentes en este periodo destacan el senderismo (37%), la actividad en alta montaña (21%) y la práctica de esquí de montaña (14%). El Pirineo Aragonés (88%) y la Sierra de Guara (12%) han sido las zonas geográficas donde más intervenciones se han realizado durante la campaña estival. En cuanto a las localidades, se ha producido un aumento en Boltaña, Jaca y Benasque, siendo esta última la que ha concentrado el mayor número de rescates. Huesca y Panticosa se mantienen en las mismas cifras a la campaña de 2018.

Por otro lado, la subdelegada del Gobierno de España en Huesca, Isabel Blasco, ha solicitado la colaboración de los ciudadanos para reducir los accidentes en la provincia. “Huesca es una provincia con muchos kilómetros de montaña, con visitas de gran cantidad de gente y detrás hay muchas personas y recursos implicados para la seguridad y el socorro”, ha apuntado Blasco durante la presentación de los resultados. También ha insistido en la prudencia, la responsabilidad, el respeto hacia el medio natural.

Como en todas las campañas, desde la Comandancia de Huesca se ha continuado con el Plan de Prevención de Accidentes y Promoción de la Seguridad en actividades de montaña para controlar las actividades guiadas y el intrusismo. En este aspecto, han tenido lugar 41 operaciones, incluyendo 158 actuaciones. “Hemos visto reducido el número de intrusismo en actividades de montaña, han bajado las denuncias y ponemos empeño en proteger a las personas con motivo de celebraciones festivas multitudinarias”, ha señalado Francisco Javier Vélez.

Consejos enfocados en la época estival 

Desde la Guardia Civil se han dado una serie de consejos de cara a la época estival en la montaña oscense. El teniente- jefe de la Sección de Montaña de Jaca, Santiago Gómez, ha recordado que sigue habiendo precipitaciones en forma de nieve y los barrancos preocupan especialmente, ya que siempre hay casos de accidentes o muertes. “Una fuerte tormenta en la zona aumenta repentinamente el caudal, se debe consultar a diario la previsión”, ha recomendado el teniente. Además, se debe planificar la actividad -conocer el material, ruta y meteorología-, acudir un mínimo de tres personas, ser “humildes consigo mismo” si no se está preparado y llevar medios de orientación.

Nuevo elemento de rescate 

En la presentación del balance de resultados se ha aprovechado para dar a conocer el nuevo proyecto de la unidad aérea, la heliformación en materia de rescate con helicóptero y especialistas de rescate. Consiste en una formación de seis semanas (1 de mayo-15 de junio) en el elemento de anclaje “Lezard”, que empezará a utilizarse este verano en España. “Incrementa la seguridad en rescates en pared y de difícil acceso que resolverá momentos peligrosos de las intervenciones”, ha apuntado el comandante jefe de la Unidad Aérea de Huesca, Alberto Rodríguez.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
La lluvia provoca seis accidentes en la A-2 y en la A-23 en apenas tres horas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies