Álvaro Sanz: “IU es imprescindible para evitar tentaciones del PSOE que giran a la derecha”

IU apuesta por un nuevo modelo productivo que ponga la economía al servicio de la gente

La última semana de campaña electoral está siendo intensa y los diferentes partidos están apuntalando sus propuestas en una carrera por convencer al electorado más indeciso.

Lo visto en las Generales puede o no tener su traslado a las Autonómicas y Municipales e Izquierda Unida (IU) se muestra “optimista”, tanto por el trabajo hecho hasta ahora con la diputada en las Cortes Patricia Luquin, como porque mantienen la esperanza de que “la gente que lucha, entiende que IU es una opción que no les va a defraudar”.

El candidato a la Presidencia del Gobierno de Aragón, Álvaro Sanz, coordinador de la formación desde 2017, concede una entrevista a Aragón Press para explicar las propuestas de su partido. Y todas ellas tienen como base el gran proyecto político de IU: “Atender las necesidades de la gente por encima de las imposiciones de las grandes empresas y de las grandes familias de esta Comunidad que dicen lo que es rentable y lo que no y dónde se tiene que invertir y dónde no”.

Pregunta.- IU y Podemos se presentan por separado a estas elecciones a diferencia de lo que ocurrió en las Generales. ¿Cree que puede suponer un hándicap para la formación no concurrir conjuntamente?
Respuesta.- Podemos decidió no concurrir con Izquierda Unida en Aragón a las elecciones no solo Autonómicas, sino también Municipales, saliéndose y rompiendo todo los espacios de unidad que había. El pasado domingo estuvo Alberto Garzón precisamente defendiendo ese proyecto de unidad y quizás tenían que contestar los compañeros de Podemos por qué no es posible alcanzar en Aragón lo que sí ha sido posible alcanzar en Madrid y en Europa. Izquierda Unida ha puesto encima de la mesa en todo momento un programa nítido de izquierdas, de recuperación de derechos y de garantía de poner la economía al servicio de la gente.

P.- ¿Cuál es, según usted, el principal problema que tiene que afrontar Aragón ahora mismo?
R.- La principal cuestión a la que hay que dar respuesta es a la desigualdad, que se traduce en brecha salarial entre hombres y mujeres, precariedad laboral y despoblación. Eso solo se puede garantizar a través de una red de servicios públicos, que incorporen, por ejemplo, la garantía de derecho a techo y derecho a la energía.

Por otro lado, se debe garantizar empleo de calidad, no como el actual que está impulsando el señor Lambán y que fundamenta la precariedad. Aragón solo ha recuperado el 46% del empleo destruido. Cuando nos dicen que hay muchos más trabajadores y trabajadoras en activo que antes, lo que hay que responder es que donde antes había un empleo, ahora hay tres, afectando la precariedad sobre todo a mujeres y a jóvenes. Por lo tanto, hay que invertir esa tendencia y trabajar en un nuevo modelo productivo que ponga la economía al servicio de la gente.

Sanz asegura que la principal cuestión a la que hay que dar respuesta es a la desigualdad

P.- Uno de los grandes problemas que tiene Aragón es la despoblación y, a raíz de la Revuelta de la España Vaciada, muchos partidos la incluyeron de repente en sus programas y mítines electorales en las Generales. ¿Cómo encara IU este asunto?
R.- Yo recuerdo cuando era diputado en Madrid, en el año 2015, que ya propusimos medidas en el ámbito de la comisión correspondiente para frenar la despoblación y en ese momento nadie le hacía caso. Se necesita una red de servicios públicos potentes, que permitan vivir a la gente donde quiera vivir, agrotransformación desde lo local, llevar industria a las cabeceras comarcales, un nuevo modelo de movilidad y de vertebración territorial que no pase por la carretera, sino por el transporte público y el ferrocarril, etc. No le vamos a explicar a la gente que está resistiendo en los pueblos qué es lo que necesita, porque lo que se necesita es facilitar que puedan seguir desarrollando su proyecto de vida.

Si la España Vaciada lo está es porque aquellos a los que hemos dejado que dirigieran nuestra economía ya no les sale rentable invertir allí. Al medio rural no se le ha tenido en cuenta en los proyectos económicos de las grandes empresas y por eso nosotros decimos que hay que invertir desde lo público también con actividad productiva a través de nuestras empresas.

P.- Algunos aragoneses dicen que se sienten abandonados por el Gobierno de Aragón porque a veces solo se presta atención a Zaragoza. Es lo que opinan, por ejemplo, muchos turolenses a raíz del cierre de la térmica. ¿Qué hará IU para que todos los aragoneses se sientan integrados?
R.- Yo creo que los problemas que tienen la ciudad y el territorio son parecidos. Aquí podemos tener acceso a los servicios y es verdad que eso en el territorio se va desmantelando. Pero al final lo que pasa en el territorio no es más que la expresión máxima del abandono de un sistema que, cuando algo no es rentable, lo expulsa y lo deja tirado, tanto a territorios como a personas. Un 30% de los aragoneses y aragonesas no llega a 1.000 euros al mes y así no se puede construir una vida plena en una ciudad en la que un alquiler mediano ya no baja de 500 euros.

Por lo tanto, eso traducido al medio rural, en el que además para ir al médico tienes que desplazarte, que cierran escuelas, que la carretera está en malas condiciones, es normal que genere desafección. Nosotros y nosotras queremos un sistema económico y unos servicios públicos al servicio del bienestar de la gente para garantizar las mismas posibilidades de desarrollo vital y las mismas condiciones de vida digna en Zaragoza, en Las Cuerlas o en Andorra.

P.- ¿Qué opina de aquellos que dicen que hay que bajar la presión fiscal a los generadores de empleo para que generen más empleo, valga la redundancia?
R.- El que promete unos servicios públicos potentes pero luego dice que hay que bajar los impuestos, o miente y es un mal gestor o directamente lo que quiere es desguazar los servicios públicos para privatizarlos y venderlos a sus amiguetes, que es la opción de las derechas. No se puede tener más con menos y, este sistema, que sobre el papel habla de la redistribución de la riqueza, no ha sido capaz de superar la desigualdad: hoy hay más ricos que son más ricos y más pobres que son más pobres.

¿Cómo se resuelve esto? Haciendo que el que más tenga más pague, para que los que menos tenemos, tengamos igualdad de acceso a los derechos fundamentales. La crisis se ha saldado a favor de una reducción clarísima de la aportación de las grandes empresas, que pagan la mitad que hace diez años. Sin embargo, los trabajadores han incrementado diez puntos su aportación por la vía del IVA o IRPF; seguimos pagando la crisis los que no la hemos creado.

P.- ¿Qué se ha perdido en estos años y qué debería recuperarse?
R.- Corremos el riesgo de normalizar la precariedad, la pobreza, de que alguien tenga que decidir si recorta de la cesta de la compra o de las horas de uso de luz; se han perdido derechos laborales; hay que garantizar unas pensiones dignas a nuestros mayores, porque hoy en día hay 78.000 pensionistas que cobran menos de 609 euros al mes y así no se puede vivir… Lo que se ha perdido ha sido dignidad y derechos y lo que no podemos hacer es conformarnos, que es lo que proponen aquellos que están sacando pecho de que han hecho una maravillosa gestión. Hoy la desigualdad en Aragón es mucho mayor que hace 4 años; somos la cuarta comunidad más desigual. Debemos garantizar a la gente unas instituciones a la altura de sus necesidades.

P.- Mantener el diputado que hasta ahora tenían en el parlamento autonómico con Patricia Luquin, ¿sería un buen resultado o lo consideraría un fracaso?
R.- No nos gusta hacer muchas valoraciones previas, somos gente seria que esperamos al veredicto final de las urnas. Creo que Patricia ha hecho un excelente trabajo. IU ha puesto encima de la mesa que cumple en el Gobierno y que cumple en la oposición, que es imprescindible para evitar tentaciones del PSOE que giran a la derecha siempre. Nosotros se lo decimos siempre al PSOE: no puede pactar lo social con la izquierda y lo económico con la derecha. IU debe estar presente con mucha más fuerza que en esta legislatura, en la que ha sido imprescindible, a pesar de lo numérico.

Nosotros somos optimistas porque entendemos que la gente que lucha, la gente que sabe que su situación no es fruto de la casualidad, sino que es fruto de unas políticas que sitúan a la gente en el último eslabón de prioridades, es gente que sabe que Izquierda Unida es una opción que les representa y que sabe que no les va a defraudar. Lo hemos demostrado en el gobierno de Zaragoza.

El candidato de IU asegura que al medio rural no se le ha tenido en cuenta en los proyectos económicos de las grandes empresas

P.- La movilización de la izquierda para las Generales, ¿puede influir en los resultados que obtenga IU el próximo domingo?
R.- Hay que mandar un mensaje: lo primero es evidentemente frenar a esas derechas reaccionarias que están desatadas y que van a entrar a las instituciones como un caballo de Troya para desmantelar todas las conquistas de esta legislatura. Por lo tanto, lo primero que hay que hacer es salir a la calle a votar por la izquierda. Y en ese sentido, el voto más útil y coherente es el voto a IU. Izquierda Unida plantea un cambio desde los municipios hasta Europa que pasa por la sostenibilidad, el feminismo, las políticas sociales y la democracia.

P.- ¿Cuáles son los retos del próximo Gobierno?
R.- Asumir el protagonismo en la vida económica de la Comunidad avanzando hacia un nuevo modelo productivo que ponga a la sostenibilidad, la vertebración y la investigación en el centro; la igualdad salarial entre hombres y mujeres y el acceso de los jóvenes al mercado de trabajo; una red de servicios públicos fuertes, que avancen en el reconocimiento de derechos subjetivos que todavía hoy están sin reconocer; profundizar en el modelo de participación y transparencia, porque la participación es el mejor antídoto contra la corrupción y la mayor garantía de acierto porque la gente sabe lo que necesita, y unos servicios públicos que reviertan todas esas privatizaciones que hacen de nuestros derechos, negocios.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies