Un mercado de barrio de 70 años

Se trata del segundo mercado con más puestos de Zaragoza detrás del Mercado Central

A ritmo de jotas y con intervenciones de los partidos políticos del Ayuntamiento de Zaragoza, el Mercado Delicias ha celebrado su 70 aniversario como uno de los puntales de la alimentación de la ciudad y el segundo mercado de barrio más grande de la ciudad después del Central

Las instalaciones cuentan casi con el 100% de sus puestos ocupados. En concreto, este espacio tiene 49 puestos abiertos y da trabajo directo a unas 150 personas. El presidente del Mercado Delicias, Miguel Ángel Gran, destaca que es un mercado “consolidado” y un “exponente claro de lo que es un mercado de barrio” en la capital aragonesa. En volumen de negocio, Gran subraya que la afluencia de gente supera en más de mil personas al día.

Durante la celebración del aniversario, el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, afirma que la apuesta del Gobierno de Zaragoza en Común por la creación de mercados públicos “es una apuesta clave para que el Delicias sea después del Mercado Central el que más detallistas tiene y el que más oferta de productos tiene”.

Las instalaciones celebraron su 70 aniversario a ritmo de jotas

El primer edil recalca que el Ayuntamiento se ha volcado duplicando también las subvenciones que ha habido a todos los mercados privados hasta los 500.000 euros.

“Hemos contribuido, desde 2017 a 2019, con dinero para que se pudieran hacer reformas y nos interesa que la distribución de productos de calidad sea a través de mecanismos públicos que aseguran que la trazabilidad del producto mejore la salud de las personas”, señala.

Sara Marín, nieta del fundador del Mercado Delicias, subraya que con el aniversario está viviendo un momento “muy emotivo” y añade “que la gente valora lo que es un comercio de proximidad” y están “muy contentos”.

“Si realmente queremos tener tiendas debajo de casa y si queremos que los pequeños autónomos quieran seguir funcionando y moviendo la economía hay que apoyar este tipo de mercados”, sostiene.

Casi un siglo de historia

En la página web del Mercado Delicias destacan que en el libro titulado “Historia del Barrio Delicias” la visión de futuro de un industrial de la zona, Eduardo Marín Barcelona, y su esposa Presentación Grávalos Gil, llevó a construir un recinto, mercadillo Delicias, donde los vendedores de productos del campo que se situaban en la plaza Rocasolano (hoy plaza de Huesca) pudieran ejercer su actividad a resguardo de las inclemencias del tiempo.

El Mercado Delicias tiene la mayoría de puestos ocupados

La misma página informa que lo que hoy es un punto neurálgico del barrio comenzó siendo un mercadillo con dos puertas a la calle de Delicias, pero su éxito pronto le llevó a ampliarse, y ya en los años 50 se creó el acceso por la calle de Jordana. Siguió creciendo y siendo cada vez más conocido por el vecindario, y, poco a poco, haciéndose renombre en toda la ciudad.

En los años 70, se edifican una casa en la avenida Madrid, y otra casa en la calle de Pedro de Luna, cuyos locales pasan a convertirse en puestos del mercadillo, que comunicarán con el mercado a través de dos entradas por la avenida, y otra por Pedro de Luna.

Las ampliaciones a lo largo del tiempo consiguen que el mercadillo disponga de seis puertas orientadas a los cuatro vientos, que contribuyen a tener la máxima seguridad ante el fuego, y que además crean el carácter más reconocible del mercado: accesibilidad.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Club Nihao, un pedazo de China en Zaragoza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies