Finalizado un filtro invertido en el pie de la presa de La Estanca de Alcañiz

La actuación ha contado con un presupuesto de 254.000 euros

La Confederación Hidrográfica del Ebro ha finalizado la construcción de un filtro invertido en el pie de aguas abajo de la presa de La Estanca de Alcañiz (Teruel). La actuación, que supone una inversión de 254.000 euros, está demostrando ya su funcionalidad al captar y canalizar las aguas filtradas por el cimiento de la presa, paralizando la pérdida de materiales arcillosos del núcleo y los procesos de erosión interna, aumentando su estabilidad.

Actualmente, una vez concluida la obra y realizados un llenado casi total del embalse y una campaña de auscultación para comprobar su estado, La Estanca ha pasado de nuevo a fase de explotación ordinaria, siendo de vital importancia para el desarrollo de las campañas de riegos durante la ejecución de la obra del Recrecimiento de Santolea al aumentar la capacidad de almacenamiento de los embalses del río Guadalope.

El nuevo filtro invertido consta de sendas capas de filtro (arena) y dren (gravilla) de unos 40 centímetros de espesor cada una y un relleno general a lo largo de todo el pie de la presa, que aporta peso al conjunto y da forma a la nueva rasante del terreno, con un doble terraplenado (dos plataformas). Además, se ha reemplazado el sistema de drenaje de la presa (sus conducciones estaban obturadas) y se ha conectado a un nuevo pozo-caseta que recoge las filtraciones y las bombea hasta la acequia de La Estanca.

En total, se han excavado (y recolocado) más de 7.000 metros cúbicos de material y colocado 400 metros cúbicos de escollera (por la presencia de fangos); más de 1.000 metros cúbicos de filtro y otros tantos de drenaje; 2.500 metros cúbicos de material para hacer las dos plataformas a pie de presa. También, se ha ejecutado un sistema de recogida de filtraciones que permite tener otro sistema adicional para la auscultación de la presa.

Esta actuación forma parte de los trabajos de mantenimiento y conservación general de infraestructuras hidráulicas que realiza el Organismo, con cargo a sus presupuestos propios. Su ejecución, tanto del proyecto como de los trabajos previos de inspección y estudios realizados por la Confederación, se ha coordinado con las comunidades de regantes de la zona.

Antecedentes

El paso del tiempo provocó filtraciones y presiones en los cimientos de esta infraestructura que data de 1930. Para diseñar una solución, la Confederación Hidrográfica del Ebro realizó primero una inspección detallada del estado del paramento de aguas arriba, una parte que queda habitualmente sumergida bajo las aguas, que incluyó dos sondeos de 20 metros de profundidad, una calicata de más de 6 metros de profundidad y la verificación de la pantalla de impermeabilización y los drenes.

Después, la inspección se amplió con diversos estudios, informes de seguridad e incluso una campaña de ensayos geotécnicos, que permitieron visualizar los problemas de la presa de La Estanca. La conclusión de todos estos trabajos fue la necesidad de construir un filtro invertido en el pie de aguas abajo de la presa para asegurar su normal funcionamiento y aumentar el coeficiente de estabilidad a medio plazo.

La Estanca de Alcañiz es un embalse en derivación del río Guadalope, nutrido por un canal de alimentación que nace de un azud situado en el río, que presenta un volumen total de 7,309 hectómetros cúbicos.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Los tres concejales con dedicación exclusiva de Teruel cobrarán más de 43.000 euros anuales

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies