El Obispado de Lérida defiende la retención de los 83 bienes en el juicio celebrado en Barbastro

Uno de los bienes depositados en Lérida. Archivo.
Uno de los bienes depositados en Lérida. Archivo.

Durante este jueves ha tenido lugar en el juzgado número uno de Barbastro el juicio civil por la propiedad de las 111 obras retenidas en el Museo Diocesano de Lérida. Los obispos de ambas diócesis han declarado defendiendo y cuestionando la titularidad de 83 de las obras y por la tarde ha sido el turno de los distintos peritos expertos. A falta de las conclusiones de las partes que se realizarán en la segunda sesión, el viernes 17 de mayo, la sentencia podría tardar en resolverse aproximadamente un mes.

Desde primera hora se ha generado gran expectación en el juzgado número uno de primera instancia e instrucción de Barbastro. A él han ido llegando de forma escalonada los protagonistas antes de las 10.00 horas, momento en el que el juez Carlos Lobón Lacueva daba inicio al juicio. Los tres obispos -uno emerito- y los distintos testigos citados tomaban declaración durante la mañana. Los peritos lo harían por la tarde.

En primer lugar, ha sido el turno del obispo de Lérida, Salvador Giménez Vals. El catalán ha reconocido la propiedad de Aragón de parte de las obras, cuestionando 83 de ellas, y ha asegurado que este juicio civil “supone empezar de cero por medio de una vía civil independiente”, al ser diferente al canónico. Tras él, ha tenido lugar la declaración de Ángel Javier Pérez Pueyo, obispo de Barbastro-Monzón.

“Creo en la justicia y a ella me confío, creo que he hecho lo que tenía que hacer”, ha señalado Ángel Javier Pérez. El obispo se ha sorprendido del cambio de opinión de la diócesis catalana respecto a la propiedad de las obras, ha reconocido que antes de iniciar el proceso pidió una conciliación al obispado de Lérida y “que dará todo” por sus parroquias. El obispo emérito de Barbastro Monzón, Alfonso Milián, ha reconocdio en su comparecencia que desde Lérida le reconocieron la propiedad de los bienes en el pasado.

Continuando con la declaración de los testigos-peritos, ha tomado la palabra Nuria Gilart, conservadora del Museo de Lérdia. “19 de las piezas fueron restauradas antes de la cración del consorcio”, ha asegurado Gilart. Además, ha reconocido que las obras llegaron en mal estado al Museo, en especial los retablos. Tras su intervención, y la de el resto de los testigos, se ha hecho una pausa para continuar el juicio por la tarde.

Es entonces cuando ha llegado el turno de los peritos-expertos. Tras más de cuatro horas de interrogatorio, han defendido para ambas partes la procedencia y la posible existencia, o no, de pagos por casos de compraventa de dinero a cambio de piezas por parte de los obispos a los sacerdotes. Está previsto que el juicio finalice el próximo viernes 17 de mayo con la declaración de un último perito y la conclusión de las partes por parte de los abogados. La sentencia podría no tener resolución hasta dentro de un mes.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Aragón juega casi 270 millones al año en Lotería Nacional y Primitivas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies