El expresionismo alemán llega al Principal de la mano de la compañía Che y Moche

Se trata de todo un poema visual que se podrá disfrutar desde el 16 hasta el día 26 en el teatro principal

“El cielo sobre Berlín” es la obra con la que la compañía Che y Moche llevará el expresionismo alemán al Teatro Principal de Zaragoza desde el día 16 hasta el 26 de mayo. Se trata de un tributo al film de Wenders y también a Europa, a su memoria común y al Berlín de 1987, paradigma y metáfora del continente, donde el antiguo muro, aún levantado, alerta de los nuevos por levantar.

La obra traslada al espectador a un pasado reciente que incita a repensar el presente desde una de las ciudades más simbólicas del mundo. Todo un canto a la paz y a la utopía que se basa en una historia de amor donde un ángel inmortal anhela la vida terrenal de los humanos. Un poema visual de ensoñación y espectacular en términos de luz, vídeo, vestuario, interpretación, danza, texto, música, escenografía…

Para el responsable de Cultura en el Ayuntamiento, Fernando Rivarés, “los teatros públicos no lo son únicamente por su titularidad, lo son si cumplen la función de exhibir calidad, convertirla en la casa de los dramaturgos a la par que formar y coproducir”. Ha calificado de reto de “dificilísimo, complicado y arriesgado” que, ha añadido, “solo se le podía ocurrir a Che y Moche, que se alejan de lo convencional”. “Además de original y bellísimo”, ha dicho, “es un proyecto muy ambicioso”.

Sobre las tablas, diez actores conmoverán con su épica y lirismo, poniendo rumbo a maravillosas alegorías. Una original fábula que mira al futuro desde el pasado. “Siempre me ha parecido una historia tierna, dura y a veces creo que se da mucha caña. Se pone lo duro delante y poder contarlo desde la empatía y el afecto es algo maravilloso”, ha reconocido el director de la obra.

Una obra que transcurre de la mano de una música “de segundo plano, ambiental, que es un apoyo muy grande a ese color y ambiente positivo que tiene la obra”, ha afirmado el encargado de la música, Victor Rebullida.

“Mi planteamiento ha sido hacer como una película, una banda sonora con la que se obliga a los actores a hacer una auténtica coreografía musical”, ha concluido Rebullida.

“La aportación de todos los gremios es necesaria para la narrativa del espectáculo. Hay más de 80 cambios de vestuario, por lo que desde la complejidad el espectáculo se va enriqueciendo”, ha dicho la responsable de producción, Marián Pueo.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
El 40% de los aragoneses cree que la violencia de género no existe

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies