Hasta 15 proyectos de Secundaria compiten por ser el mejor en la IV edición de “Fenanomenos”

La consejera de Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, ha sido testigo de los quince proyectos

La Torre del Agua ha sido escenario de la IV edición de la Feria de Nanociencia para escolares “Fenanomenos”. Quince proyectos de distintos institutos de Aragón compiten por hacerse con el premio al más creativo e innovador. El jurado, compuesto por dos científicos del Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) y un profesor de biología de Secundaria, decidirá quiénes son los ganadores en las categorías de Educación Secundaria, y Educación Especial y el proyecto que haya sido más visualizado en redes recibirá también un reconocimiento.

La consejera de Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, se ha felicitado por la gran acogida y participación que tiene, cada año ,este certamen. Ayuda no solamente “a despertar esa vocación científica tan necesaria a día de hoy”, sino a “aumentar el aprecio social hacia la ciencia”.

En concreto, existen más de 9.000 productos fabricados con nanopartículas que se han lanzado al mercado y su valor ronda los 4 billones de dólares. Es un sector en expansión que está creando trabajo y se espera una demanda de 2 millones de profesionales en toda Europa para los próximos años. “Un impacto brutal a nivel económico y social”, ha asegurado el subdirector del INA, Jesús Santamaría, “porque nos permite crear dispositivos con propiedades soñadas”.

Revolución nanotecnológica

Los proyectos que han presentado los alumnos abarcan disciplinas muy diversas, baste alguno de sus nombres: E-Drogen, Cosiendo Energía, Plasticnanokiller, Detergente mágico o filtro de grafeno para desalar agua de mar.

Ya sea con apodo creativo o simplemente informativo, lo cierto es que todos llevan meses ideando sus propuestas. Las han madurado junto a sus “mentores nanocientíficos”, que les han explicado los procesos a llevar a cabo y les han acompañado en sus elaboración.

El instituto la Salle Montemolín ha pensado en combatir el cáncer con nanopartículas. “En los últimos años se está usando quimioterapia, pero es un tratamiento muy agresivo”, explica una estudiante. “Si fomentamos con esto que a los niños nos guste la ciencia, podremos ayudar a investigar alternativas en la cura del cáncer”, añade. Su mentora, Silvia Ruiz, asegura estar muy contenta con ellos porque “tenían el proyecto claro desde el principio y yo solo les he resuelto sus dudas y les he explicado por qué tenían que usar partículas magnéticas y no de oro”.

Otro grupo, el de La Inmaculada de Alcañiz, ha dado con los materiales idóneos para crear retinas artificiales. “Usando capas finas de oro alumina o disulfuro de grafeno se podría dar solución a 230 millones de personas en el mundo que padecen problemas de visión”, concreta una de las participantes del proyecto. Una alternativa que supera la bioincompatibilidad que presentaban otros elementos con los que se ha experimentado y que permitiría transformar directamente la luz que llega a la parte posterior del ojo y transmitirla en forma de impulsos eléctricos al cerebro, asimilando la función de una retina humana. De hecho, no son las únicas que se encuentran investigando en este campo actualmente. Han contactado con otro instituto de Barcelona que trabaja en la misma línea y que ha mostrado su interés por fabricarlo.

Los alumnos de los colegios de Educación Especial San Martín de Porres y San Antonio han optado por crear unas gafas “con superpoderes”. Los que llevan lentes habitualmente, saben de la facilidad con que se ensucian los cristales e incluso se rompen las monturas. Estos problemas tienen ahora solución gracias a estos alumnos que sugieren utilizar un spray hidrofóbico que repele el agua y óxido de titanio para mantener limpias las gafas, ya que reacciona con la luz del sol rompiendo la suciedad orgánica, de manera que esta ya no se deposita en el cristal. Además, la montura puede fabricarse de nitinol, un elemento que “tiene memoria de forma” y, si nuestras gafas están rotas, se les aplica calor y vuelven su forma original.

Grado en nanotecnología

“Estamos ante una nueva revolución industrial”, ha dicho, a la luz de todo esto, el subdirector del INA. Todos estos avances “no son para nuestros nietos sino para nosotros ahora”, añadía, “no podemos dar la espalda a la nanotecnología”. Por eso, ha pedido que se cree el Grado para cursar esta especialidad, ya que por el momento solo existen másteres o programas doctorales, y el avance científico requiere de profesionales bien preparados que puedan dedicarse a ello. Una propuesta que la consejera, Pilar Alegría, ha recibido positivamente y ha dicho que “estudiarán su implantación”.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Huesca destinará su superávit de 3,1 millones a la reforma de Ramón y Cajal y del Coso

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies