Aragón cumple sus objetivos de reordenación del sector público en un 87%

La Cámara de Cuentas auditará el próximo año el Instituto Aragonés de la Juventud,Zaragoza Vivienda y analizará las líneas de apoyo financiero de SUMA Teruel

En el periodo comprendido entre 2010 y 2016, Aragón ha dado de baja 27 entes dependientes, principalmente, sociedades mercantiles. De esta manera, la Comunidad ha pasado de 121 entidades a 94, lo que ha supuesto un ahorro de 8,33 millones de euros, casi la totalidad procedentes de una única operación: la fusión de las sociedades de Sirasa y Sodemasa para crear la nueva sociedad mercantil Sarga. Entre las bajas, destaca también la del Consorcio Sanitario de Alta Resolución (Casar) cuya actividad se ha integrado en el Salud.

Estos datos se recogen en el Documento de trabajo sobre la reestructuración del sector público de la Comunidad Autónoma de Aragón elaborado por la Cámara de Cuentas, en el marco de un informe coordinado por el Tribunal de Cuentas con la participación de todas las Comunidades Autónomas, con el fin de evaluar el grado de cumplimiento del Acuerdo Marco sobre sostenibilidad de las finanzas públicas aprobado por el Consejo de Política Fiscal y Financiera en el año 2010, en plena crisis económica. Entre otros, los objetivos de dicho acuerdo eran mejorar la eficiencia y reducir el gasto público.

Del análisis de los distintos documentos que Aragón ha ido comunicando al Ministerio de Hacienda, se desprende que la Comunidad ha cumplido en un 87% sus previsiones. Las áreas funcionales más afectadas por la bajas han sido las englobadas en tres áreas: actividades artísticas, recreativas y de entretenimiento; agricultura, ganadería, silvicultura y pesca y actividades administrativas y servicios auxiliares, si bien muchas de sus funciones se han seguido realizando por otras entidades o departamentos de la Administración de la Comunidad Autónoma.

Además del ahorro de 8,33 millones de euros indicado, otros efectos económicos de la reestructuración del sector público aragonés, de acuerdo con los datos comunicados al Ministerio, han sido los siguientes: 3,09 millones de euros de gastos (por indemnizaciones al personal y otros gastos), 1,85 millones de ingresos, por venta de participaciones y otros ingresos; reducción del personal en 121 efectivos, cuyo coste anual ascendía a 4,25 millones de euros, e incremento patrimonial de 49,38 millones de euros en las entidades receptoras. En relación con este último dato, el análisis de la Cámara de Cuentas concluye que, si se toman en consideración las cuentas anuales consolidadas del grupo CEPA (Corporación Pública Empresarial de Aragón), las operaciones de reestructuración efectuadas no han generado ninguna variación patrimonial destacable.

En su documento de trabajo, la Cámara de Cuentas de Aragón considera que el proceso de reordenación del sector público aragonés entre 2010 y 2016 ha permitido simplificar el mapa de entidades.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies