El Huesca cae ante el Valencia (2-6) y desciende a Segunda División

Enric Gallego volvió a ser el principal arma en ataque del Huesca

Y la aventura llegó a su fin. El Huesca ya es matemáticamente equipo de Segunda División tras perder estrepitosamente contra el Valencia. Los goles fueron cayendo desde el minuto dos haciendo imposible el sueño de la permanencia de un equipo que se había empeñado en pelear hasta el final. En esta ocasión no se pudo apelar a la heroica. A falta de dos jornadas para que finalice la liga, el descenso es una realidad.

Poco tardó el Valencia en adelantarse en El Alcoraz. Apenas se llagaba al minuto dos de partido cuando Daniel Wass, tras un desajuste defensivo, se plantaba solo ante Santamaría para definir. La baja de Pulido no tardaba en notarse. La tímida reacción del Huesca llegó en un balón que se paseó sin encontrar rematador en el segundo palo, pero dos minutos después, en el 16, Rodrigo hacía el segundo al ganar el mano a mano al portero azulgrana.

Desconexión total azulgrana, los jugadores bajaron los brazos. Todo lo contrario que el Valencia, peleando por entrar en la Liga de Campeones aún habiendo jugado el jueves en Londres. En defensa, se sucedían los continuos errores, algo que aprovecharon los visitantes. Guedes y Rodrigo campaban a sus anchas a la espalda de Ferreiro y Galán explotando su velocidad. En ataque, y pese al empuje de la grada, el Huesca se mostraba más voluntarioso que efectivo.

El contrataque del Valencia era mortal y así llegaría el tercero, a los 20 minutos, obra de Santi Mina. En el 32 volvía a aparecer el delantero gallego, que empujaba el balón dentro de la portería. Por si fuera poco, a cinco minutos del final de la primera parte subía el quinto al marcador. Error incomprensible de Ferreiro que regala el balón a Rodrigo y, tras regatear al portero, entre él y Etxeita se introduce el balón en la portería. Partido más que sentenciado al descanso.

La segunda mitad no empezó mejor. En el minuto 50 el Valencia hacía el sexto tras un rechace y Santi Mina regalaba el balón a Rodrigo que sólo tuvo que empujarla. En los últimos 25 minutos el Huesca trató de mejorar su imagen ante la afición, y Melero cazó un balón muerto en el área para maquillar el resultado. También lo haría Gallar de penalti en el 90 para poner el 2 a 6 final.

A la espera de dos jornadas por disputarse, el Huesca es equipo de Segunda. Una despedida triste para el final de un sueño con más sombras que luces, lastrado por el mal inicio de temporada. Quién sabe si se podrá repetir. Pero el éxito de competir en la máxima categoría del fútbol español perdurará en la retina de sus aficionados, que sí son de primera.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies