Comulgar en Aragón cuesta unos 2.000 euros

Un vestido de niña en Zaragoza puede alcanzar los 700 euros, mientras en Teruel y Huesca no supera los 500

Una comunión en Aragón ronda los 2.000 euros. Eso sí, depende de en qué provincia se celebra, los costes pueden variar notablemente. La ciudad más cara es Zaragoza, seguida de Huesca y Teruel, según un informe que ha elaborado la Unión de Consumidores de Aragón (Ucaragón) coincidiendo con estas fechas tan señaladas.

En el documento, anima a los padres y madres a no disparar la factura, pero aún así, la suma de traje, restaurante, fotografías y animación puede suponer un agujero en el bolsillo de más de uno. Por eso piden “sentido común” y diseñar un presupuesto “ajustado a las posibilidades económicas de la familia, sin salirse de él”.

Las diferencias entre las tres capitales aragonesas son palpables, por ejemplo, en la vestimenta. Un vestido de niña en Zaragoza puede alcanzar los 700 euros, mientras en Teruel y Huesca no supera los 500. El de niño, en cambio, es más o menos igualitario en todas ellas, con entre 150 y 350 euros.

El reportaje fotográfico, la comida y la animación son también un gran pellizco. Para evitarlo, UCA ofrece alternativas: en primer lugar, se puede optar por hacer fotografías caseras y reducir el número de invitados o invitar solo a la familia. Otra solución es no indicar que se trata de una comunión y reservar el restaurante como “grupo”, ya que muchas veces se aprovechan de esta situación y no sacan menús más económicos. El menú en Zaragoza y Huesca es ligeramente superior al de Teruel, pudiendo rondar hasta los 95 euros en las primeras y los 70, en la segunda.

Comprar en outlets

La organización exhorta a que los trajes se compren online o en outlets, destacando además que “es una opción cada vez más en auge”. El ahorro es considerable: si en Zaragoza el vestido de niña nos podía costar hasta 700 euros, en un outlet el máximo está en 300 y el mínimo en 100.

Hay que tener en cuenta que no se trata de trajes hechos a medida, sino que son prendas elaboradas en diversas tallas y que llegan al domicilio vía mensajero en el plazo máximo de un mes.
También en el caso de los complementos, prima la compra por internet. La UCA insta a consultar los gastos de envío antes de solicitar un producto y cerciorarse de si es necesario un precio mínimo para que estos sean gratuitos.

Asimismo, alertan de la existencia de “intrusismo profesional”. Aquellos particulares que se anuncian en redes sociales asegurando un precio más barato y tentador pueden resultar un fraude.

Animación, viajes y recordatorios 

La animación infantil, ya sean payasos o magos, ronda el entorno de los 300 euros. Además en Zaragoza sigue de moda el “Candy bar”, una mesa con dulces y chucherías que alcanza los 130 euros, y el photocall, por unos 80.

En cuanto a los viajes post-comunión, a los niños de Zaragoza suelen regalarles viajes a Disneylandia. Sin embargo, en Huesca y Teruel son más tradicionales y apuestan por joyería, objetos de escritorio o libros de recuerdo de mi primera comunión.

Entre los recordatorios principales que se reparten a los invitados, la foto se mantiene como favorito, así como una foto enmarcada o un marcapáginas.

Otras recomendaciones

Además de optar por la compra en outlets y hacer caseramente lo que sea posible (fotógrafo, peluquería…), la UCA subraya la importancia de comparar precios “y eliminar gastos superfluos”. Una buena idea, sugieren, es hacer comuniones conjuntas con familiares y allegados o comulgar fuera de las fechas tradicionales, ya que hay menos dificultades para conseguir reserva en restaurantes y se consigue un mejor precio.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies