Víctor Fernández pide “valentía y atrevimiento” para ganar al Deportivo

El técnico no puede contar con Igbekeme ni Soro para este encuentro

Rigor, tensión competitiva máxima, afán por arriesgar y ser muy valientes. Son las cuatro claves que Víctor Fernández ha reclamado a sus jugadores para vencer al Deportivo de La Coruña y dar un paso casi decisivo hacia la salvación. Un encuentro complicado, ante un rival que ha descendido de Primera, recuerda el técnico, que es consciente de que se acerca el tramo final de una temporada que todo el zaragocismo quiere ver finalizada.

Tras la victoria ante el Córdoba, en un partido que Fernández reconoce que fue “muy complicado” en el aspecto mental, el entrenador ha resaltado que empieza a “ver la luz al final del túnel”, pero “lo tenemos que rematar”. Porque las cuentas las tiene claras. En caso de ganar al Deportivo y la próxima semana al Extremadura, “podríamos decir que, aunque no fuera matemático, estaría lograda” la permanencia. “Pero el primer paso es mañana, que no será fácil”, ha remarcado.

Para este partido, Víctor sigue sin poder contar con James Igbekeme, quien, aunque ha entrenado con el grupo toda la semana, “estará al 70 o 80% de su máximo nivel”. “Ya no tiene miedo en las disputas. Necesitamos la máxima tensión competitiva y todavía no está preparado. Me ha dicho que si había que forzar, se forzaba, pero no era conveniente para el grupo”, ha añadido el entrenador, quien le espera para el duelo en Almendralejo.

Todo hace indicar, a raíz de las palabras del técnico zaragozano y de su gran papel en el Nuevo Arcángel, que Marc Gual repetirá en la punta del ataque. “No ha dejado de entrenar bien y tuvo su recompensa el domingo. Debe ser un ejemplo para los demás delanteros. Necesitamos los goles de todos”, ha mantenido.

Pitos a Álvaro y Pombo

Regresa el Real Zaragoza a La Romareda tres semanas de su última cita en el municipal. Aquel encuentro, más allá de la dura derrota ante el Alcorcón, dejó dos situaciones agridulces: los pitos a Jorge Pombo y Álvaro Vázquez. Pero Víctor quiere olvidar este desencuentro entre el césped y la grada, y ha pedido a la afición “ser permisivos” y dar su apoyo a los jugadores durante los 90 minutos.

Víctor Fernández entiende que no es el momento de recordar males, sino de dejar atrás los roces en beneficio del equipo. “La afición ha tenido que soportar mucho. Ha sido una temporada muy dura. Les ruego que, desde un ejercicio de responsabilidad y zaragocismo, más allá de los aciertos de los futbolistas, necesitamos una compañía afectiva. Necesitamos que nos empujen. Ya tendrán tiempo de expresar su valoración de lo que hemos ofrecido”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies