Detenido por atracar una sucursal bancaria en la localidad zaragozana de Chiprana

Oculto bajo el cajón que cubre la persiana de la ventana, se halló gran parte del dinero sustraído

La Guardia Civil ha detenido al presunto autor de un robo en una sucursal bancaria de la localidad zaragozana de Chiprana. Los hechos se produjeron a las 14.15 horas del pasado martes, cuando un varón se presentó en la sucursal con el rostro cubierto y amenazó a los trabajadores del banco con un arma blanca y consiguió llevares un total de 3.320 euros.

Realizada la entrega de la recaudación, el autor abandonó la sucursal diciendo a la empleada que no llamase a nadie hasta pasado un tiempo, ya que en el exterior se encontraba otra persona en un vehículo que sí portaba un arma de fuego, todo ello para asustar todavía más a la trabajadora.

Nada más recibir el aviso la Guardia Civil, con los primeros datos recabados, estableció un dispositivo de localización del autor de los hechos, personándose al mismo tiempo efectivos del Equipo de Policía Judicial de Caspe en la sucursal para entrevistarse con la víctima y vecinos de la localidad que pudiesen aportar más datos de lo ocurrido. Con las informaciones recabas por los agentes y las investigaciones realizadas sobre las mismas, se logró determinar la identidad del presunto asaltante, un varón al que le constaban antecedentes policiales por otros hechos y que residía en Caspe.

Esta persona fue localizada por las calles de la citada ciudad, a las 16.00 horas, menos de dos horas después de producirse el robo en la sucursal. El detenido utilizó para el desplazamiento un vehículo de otra persona al que había solicitado le trasladara hasta Chiprana para un asunto personal, pero al no poder acceder a esto, el conocido le prestó el vehículo. Esa misma tarde la Guardia Civil realizó un registro en el domicilio del detenido donde se localizaron, en el interior de una bolsa de plástico, las prendas utilizadas en el robo, así como el cuchillo de grandes dimensiones que esgrimió para amenazar a la empleada.

Además, oculto bajo el cajón que cubre la persiana de la ventana del salón, se halló gran parte del dinero sustraído en la sucursal, un total de 2.620 euros en efectivo, en billetes de diverso valor facial. Por todo ello, al detenido, un hombre de 36 años, nacionalidad española y vecino de Caspe, fue detenido por un presunto delito de robo con violencia e intimidación. Quedó a disposición judicial ayer por la mañana, decretándose su ingreso en el Centro Penitenciario de Zuera.

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
Ibercaja cierra la mesa de negociación del ERE iniciada en febrero

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies