Aragón aumenta su temperatura media 1,6ºC en los últimos 30 años

En Zaragoza, los termómetros superarán los 40 grados

Las conclusiones del dictamen de la Ponencia de Cambio climático y Agua determinan que “Aragón ya está experimentando las consecuencias del cambio climático”, tal y como ha señalado el presidente de la Ponencia, Javier Celma. La temperatura media en Aragón ha aumentado 1,6ºC en los últimos 30 años, y en los últimos 50 años en el Pirineo ha sido de 1,2ºC, lo que supone un 0,35ºC más que la media mundial.

Durante los últimos años se ha detectado una disminución de los recursos hídricos y caudales en muchos ríos de la cuenca del Ebro, no tanto por la reducción de las precipitaciones, sino por el incremento de las temperaturas y el cambio en las ocupaciones del suelo, teniendo especial relevancia el abandono de actividades tradicionales. Además, las previsiones de diferentes estudios sobre la cuenca del Ebro, plantean una reducción de las aportaciones naturales en forma de lluvia y nieve, entre el 0,15% para el año 2050, así como un incremento de la evapotranspiración de las aguas y los cultivos, relacionados con el aumento de la temperatura.

La mitad de los glaciares del Pirineo han desaparecido desde 1984, quedando sólo 19 en la actualidad y pudiendo desaparecer antes del 2070. De ellos, siete se encuentran en el Pirineo aragonés y pueden desaparecer antes de 2050. Asimismo, se constata la reducción de días esquiables por la tardanza de las precipitaciones de nieve y la dificultad de producir nieve artificial por las altas temperaturas.

El dictamen determina que el regadío tiene un valor estratégico y fundamental en la producción de alimentos por lo que debe mejorarse su eficiencia, como ya se viene haciendo desde hace años y la regulación debe ser considerada una herramienta más para la adaptación al cambio climático.

El consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, Joaquín Olona, ha valorado muy positivamente “la unanimidad con las que se han adoptado las conclusiones y recomendaciones de la Ponencia”, al mismo tiempo que ha destacado su “contribución” a la Estrategia Aragonesa de Cambio Climático (EACC 2030) puesta en marcha por el Gobierno de Aragón.

Entre las recomendaciones que establece la Ponencia, Celma ha señalado “la importancia de actuar de inmediato y de hacerlo de forma transversal”. Se consideran necesarias actuaciones transversales que hagan especial hincapié en su afección al medio hídrico para aminorar los efectos del cambio climático (olas de calor, sequías, eventos extremos, perdidas de biodiversidad, etc.) y que no perjudiquen a la economía, turismo, procesos productivos, agricultura y salud, entre otros”.

La Ponencia recomienda “controlar las medidas de reducción de los gases de efecto invernadero y realizar una transición lo más rápida que cambie el modelo socio económico basado en la combustión indiscriminada de los combustibles fósiles a otro modelo basado en la descarbonización de la economía y apueste por la economía verde y la economía circular. Para ello, propone que se potencie se potencien las líneas de investigación y proyectos de I+D+i dirigidos a la mitigación y adaptación al cambio climático, así como la mejor gestión de los recursos, y en concreto de los recursos hídricos”.

Asimismo, propone elaborar una Estrategia Global de Planificación y Gestión del Agua, en la que “se incluya de forma específica y concreta la importancia de las aguas subterráneas en Aragón, en colaboración con los Organismos de cuenca, al mismo tiempo que permita mejorar la calidad de las aguas superficiales. Lo que obliga a aumentar el control de los vertidos y agilizar los planes de depuración de aguas residuales”.

Se considera necesaria la creación de un “Observatorio de Seguimiento y Evaluación de los Efectos Cambio Climático en Aragón” con carácter independiente, que coordine los estudios relacionados con la lucha contra el cambio climático y su adaptación. Y que disponga de un sistema de indicadores que permitan evaluar anualmente los efectos del cambio climático en el territorio, así como la eficacia de las políticas de adaptación al cambio climático. Los resultados de dichos estudios e indicadores deberán estar a disposición del público y servirán para la toma de decisiones en un modelo de Gobernanza adaptativo.

La Ponencia apuesta por la recuperación del Pabellón de España de la Expo 2008, como sede del Instituto de Investigación sobre el Cambio Climático en el Área Mediterránea, potenciando así el liderazgo de Aragón en la lucha contra el cambio climático en el sur de Europa.

Hasta 18 expertos han trabajado durante más de ocho años

La Comisión del Agua de Aragón acordó en su sesión plenaria de 11 de mayo de 2016 la formación y constitución de la Ponencia de Cambio Climático y Agua en Aragón. LaPonencia ha llevado a cabo un total de nueve sesiones de trabajo y tras más de dos años de actividad, ha contado con la opinión de 18 expertos y especialistas en la materia.

La presidencia de la Ponencia recae sobre el ingeniero Javier Celma, quien ha sido director general del Agua en el Gobierno de Aragón (1993-1996), jefe de la Unidad de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Zaragoza (1996-2003), director de la oficina de la Agenda 21 y de Ebrópolis, así como asesor de la Unesco.

Los trabajos de la Ponencia de Cambio Climático y Agua de Aragón han permitido conocer de primera mano la determinación por expertos acreditados de los escenarios futuros, a corto y medio plazo, válidos para el posterior diseño de planes y programas de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático sobre la gestión de los recursos hídricos en Aragón, en orden a establecer criterios en el seno de la Comisión del Agua de Aragón.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies