Los cinco alcaldes con 40 años portando el bastón de mando son homenajeados por la Fampc

Solo han podido acudir al acto dos de ellos por razones de salud

La Federación Aragonesa de Municipios, Provincias y Comarcas (Famcp) ha rendido homenaje a los cinco alcaldes aragoneses que llevan con el bastón de mando desde las primeras elecciones democráticas de 1979. Son Manuel Murciano, de Moscardón; Esmeraldo Marzo, de Mainar; Ángel Gracia, de Banastás; Antonio Catalán, de Alforque; y Gregorio Benedí, de Plasencia de Jalón.

Tal y como ha remarcado el presidente de la Famcp, “en los municipios se ha hecho una labor fundamental de transformación social y qué mejor manera de plasmarlo que rindiendo homenaje cinco alcalde que llevan desde el año 79”. A estas cinco personas “hay que agradecerles sus 40 años de gestión, porque son voluntarios de élite, que están en el territorio haciendo una labor fundamental, son gente comprometida porque ser alcalde de un municipio pequeño, como ello, supone muchas cosas, como mantener vivo el municipio”.

Por cuestiones de salud, solo dos han podido acudir al acto. Uno de ellos es Antonio Catalán, de 81 años, quien ha decidido ya que no se volverá a presentar a una reelección más por culpa de los achaques de la edad. De su paso por el Consistorio de Alforque, califica los cambios vividos como “inexplicables” porque “de no haber casi nada, ni carreteras, ahora tenemos de todo: frontón, pistas de padel, piscina, merendero en la orilla del río…todo lo que se ha podido hacer con dinero”.

Reconoce que entre los secretos para ser un buen gestor está “preocuparte, que te guste y hacerlo con ganas”, además de “ser un pediguñón” con las instituciones. A este respecto, asegura que “la diputación se ha portado bien” con su pueblo.

También ha acudido Gregorio Benedí, de 75 años, quien ha asegurado estar “muy orgulloso” de todo lo que ha hecho por Plasencia de Jalón. A Benedí se le han pasado los años volando: “Empecé con la ilusión de trabajar por mi pueblo, y haciendo cosa, a lo que te das cuenta, ya han pasado 40 años”. Al inicio había mucho que hacer porque “no había ni agua corriente”, recuerda.

Benedí ha agradecido el apoyo recibido por las instituciones. “No me siento olvidado, pero sí es verdad que los pueblos pequeños siempre necesitamos un poco más de apoyo que los grandes”, reivindica. Él tampoco repetirá esta vez, pero le deja un mensaje al que le suceda en el cargo: “es una honra ser alcalde de tu pueblo”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies