Jasa, Pirineo aragonés

Una sorprendente nevada primaveral transmuta el paisaje, componiendo un cuadro que trae paz y sosiego al corazón.

Print Friendly, PDF & Email