El PP plantea medidas para los crímenes terroristas de Zaragoza sigan en la “historia viva” de la ciudad

Zaragoza ha sido una ciudad duramente afectada por el terrorismo. Crímenes como el del Hotel Corona, la Casa Cuartel de la Guardia Civil, San Juan de los Panetes, el secuestro y asesinato de Publio Cordón o el de Manuel Giménez Abad estarán siempre en el recuerdo de los zaragozanos. El portavoz municipal del Partido Popular, Jorge Azcón, no quiere que se convierta en una etapa cerrada, sino que sea “historia viva y un relato en construcción que debe ser escrito y transmitido por los demócratas y no por los criminales” y así lo defenderá en una moción que se debatirá en el próximo Pleno municipal.

Zaragoza ha sido una ciudad duramente afectada por el terrorismo. Crímenes como el del Hotel Corona, la Casa Cuartel de la Guardia Civil, San Juan de los Panetes, el secuestro y asesinato de Publio Cordón o el de Manuel Giménez Abad estarán siempre en el recuerdo de los zaragozanos. El portavoz municipal del Partido Popular, Jorge Azcón, no quiere que se convierta en una etapa cerrada, sino que sea “historia viva y un relato en construcción que debe ser escrito y transmitido por los demócratas y no por los criminales” y así lo defenderá en una moción que se debatirá en el próximo Pleno municipal.

En primer lugar, el PP quiere que el Consistorio reafirme “su absoluto apoyo” a todas las víctimas del terrorismo de los grupos yihadistas y de las bandas criminales ETA y Grapo. Del mismo modo, instan al Gobierno de Zaragoza a apoyar acciones que promuevan en la ciudad el homenaje y recuerdo de las víctimas del terrorismo.

En tercer lugar, la moción que defenderá el PP plantea que se promuevan en colegios e institutos, en colaboración con las asociaciones de víctimas del terrorismo y el Gobierno de Aragón, “charlas y actos que expliquen la barbarie y la sinrazón terrorista en defensa de la democracia y nuestro sistema constitucional”.

Finalmente, el PP quiere que, en cumplimiento de la moción aprobada en junio de 2018, se instalen placas conmemorativas en las que se incluya una sucinta explicación de los hechos y los nombres de las víctimas en los lugares de la ciudad donde los asesinos de ETA y los Grapo cometieron sus criminales atentados.

“Por desgracia, en esta legislatura hemos visto signos muy negativos”, ha lamentado Azcón. Algunos, ha apuntado, “especialmente repugnantes”. En concreto, Azcón se ha referido a dos. En primer lugar, al acto convocado por las víctimas del terrorismo el pasado 11 de marzo por el quince aniversario de los atentados en Madrid y la celebración del Día Europeo de las Víctimas, al que no asistieron representantes del Gobierno municipal. Un hecho que Azcón ha calificado de “impresentable”.

También se ha referido Azcón a la charla que ofreció una exmiembro del Grapo condenada por haber cometido un acto terrorista en el antiguo instituto del Luis Buñuel, un equipamiento público, donde fue presentada como una “presa política”. Algo, ha insistido Azcón, “que no volverá a pasar a partir del 26 de mayo”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies