PP, PAR y Cs votan por sorpresa en contra del dictamen del proyecto de ley de autónomos

Por sorpresa, la derecha no ha levantado la mano para votar favorablemente los artículos pactados

El dictamen del proyecto de ley de autónomos ha salido adelante en la Comisión de Economía de las Cortes pero con el voto en contra de la derecha, algo que no esperaban el resto de grupos. Tanto es así que todos han mostrado su sorpresa en el turno de palabra final, donde han mostrado sus críticas a este cambio de opinión en el último momento. 

“Es la primera vez en cuatro años que siento auténtica vergüenza y que entiendo la desafección de los ciudadanos hacia la política”, ha señalado contundente la diputada del PSOE Leticia Soria. Y ha añadido: “Si pensaban hacer esto haber avisado antes porque nos hubieran ahorrado muchas sesiones de trabajo”. Mostrando un claro enfado, ha recordado a los grupos que han votado en contra que “esto es las Cortes, donde tenemos que aprobar las cosas para que los colectivos que lo necesiten nos tengan de su lado, y no un patio de recreo, donde ustedes, como se han enfadado, han recogido la pelota y se han puesto de espaldas”. 

El portavoz de Podemos en la Comisión, Román Sierra, ha recalcado que los grupos de izquierdas, aunque hayan traído dos textos distintos para ser unificados, “si hemos sabido ponernos de acuerdo en permitir que esta ley se apruebe”. En su opinión, los grupos de derechas para lo que se han puesto de acuerdo es para “intentar que acabe la tramitación del proyecto en la ponencia, donde se podía haber debatido más profundamente. En eso sí se ponen de acuerdo, en poner palos en la rueda”.

Patricia Luquin ha criticado que se haya pactado la modificación de varios artículos con los grupos de la derecha para que en el momento de votación los hayan votado en contra. Por lo tanto, ha mostrado su interés en “recuperar la redacción inicial que considerábamos eran mejor” una vez llegue el texto a su aprobación final en el último pleno de la legislatura. 

La derecha se defiende

El último en intervenir, y por lo tanto el único que ha escuchado todas las criticas vertidas por la izquierda ha sido Ricardo Oliván (PP), quien considera que en sus intervenciones “han perdido de vista que todo el mundo tiene el derecho a cambiar de opinión”. Para justificar el voto en contra ha explicado que “pretendemos que quede en evidencia que no estamos de acuerdo con cómo ha quedado la ley. No queremos la mejor ley posible, si no la mejor ley, y no se ha hecho”. 

Javier Martínez (Cs) ha recocido que durante la ponencia que ha estudiado la ley se han aceptado cambios propuestos por la formación pero “han sido pequeñas matizaciones”. También ha incidido en que a Cs “no nos parece bien” que en esta tramitación se hayan analizado dos texto traídos a la Cámara por el Ejecutivo autonómico y por Podemos. “Ni la propia izquierda estaba de acuerdo en lo que se ha traído a las Cortes, con lo cual, apaga y vámonos. Lamentamos que ni en esto se han sabido poner de acuerdo”. 

Desde el PAR, Jesús Guerrero apenas ha dado una escueta explicación de su sentido del voto. “En el pleno ejerceremos nuestro derecho a voto para que pueda salir la mejor ley posible”, ha dicho únicamente.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies