Cubero denuncia que FCC quiera facturar al Ayuntamiento un menú en Madrid de chuletón y anchoas de Santoña

Cubero ya ha denunciado que la empresa haya incluido una factura de un restaurante de Madrid. Foto: Daniel Marcos

FCC ya le ha trasladado al Ayuntamiento de Zaragoza las facturas correspondientes a las certificaciones del servicio de septiembre a diciembre de 2018. Se trata de un “ingente” paquete de documentación que analizan “exhaustivamente” economistas del Departamento de Servicios Públicos y Personal. Por el momento, el consejero del ramo, Alberto Cubero, ya ha denunciado que la empresa haya incluido una factura de un restaurante de Madrid por valor de 87,3 euros en la que los comensales pidieron menús de chuletón y anchoas de Santoña.

“Son unos sinvergüenzas y lo mantenemos”, ha subrayado Cubero, quien ha dejado claro que estas “facturas no las van a cobrar”. “Es una sinvergonzonería que los impuestos de los zaragozanos vayan a pagar menús de chuletones y anchoas de Santoña”, ha sentenciado el consejero. Cubero también ha hecho hincapié en que el Departamento “seguirá revisando las facturas”. Además, han exigido también las certificaciones de enero a marzo de este 2019 y hasta que no pasen todas las facturas y estén justificadas “no vamos a pagar ni un solo euro”.

El Ayuntamiento de Zaragoza lleva desde agosto de 2018 sin abonar “ni un euro” a FCC debido a las sospechas de que la empresa estaba “engordando las facturas con hasta 300.000 euros mensuales”. Y es que las certificaciones hasta 2018 rondaban el millón de euros y detectaron que, progresivamente, “los primeros meses del pasado año fueron aumentando en hasta 300.000 euros” y la empresa, además, no entregaba las certificaciones.

“Ahora vemos por qué”, ha subrayado Cubero, lamentando haberse encontrado con que algunas de las facturas “no tienen nada que ver con la prestación del servicio”. En concreto, esta factura de 87,7 euros corresponde con tres euros de pan, una ración de anchoas de Santoña valorada en 16 euros, un menú de chuletón de 60 euros, dos medias pintas de cerveza que suman 6,4 euros y un agua mineral de 2,3 euros. Además, dejaron una propina de 2,3 euros, sumando todo ello 90 euros.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies