Aragón homenajea a las 821 gitanas que fueron recluidas en el Pignatelli en 1749

Todos los partidos con representación en las Cortes han firmado el Pacto por la Convivencia

Todos los partidos políticos con representación en las Cortes han firmado el Pacto por la Convivencia en Aragón, con el que, han compartido todos, “se comprometen a rechazar los discursos de odio y de miedo”. Además, se ha inaugurado una placa en memoria de las 821 mujeres que estuvieron recluidas en el Pignatelli en 1749. Estos actos se enmarcan dentro del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial.

La jornada ha arrancado con una conferencia a cargo de Manuel Martínez Martínez, autor del libro “Los gitanos y gitanas a mediados del siglo XVIII, el fracaso de un proyecto de exterminio”. Martínez ha repasado la historia “negra”, ha calificado, del pueblo gitano. Una historia, ha dicho, “a la que hay que dar un carácter más positivo, que se creén héroes y heroínas gitanas para que los gitanos de ahora se sientan orgullosos de la historia que comenzó en torno a 1421, fecha aproximada en la que los gitanos llegan a España y que comienza a dignificarse en torno al principio del siglo XIX, cuando los gitanos ya se empiezan a considerar españoles”.

Una historia marcada, para Manuel Martínez, por “el proyecto de exterminio del pueblo gitano, que es el primero en Europa, antecedente del exterminio nazi”. Ha aclarado que “cuando se habla del Holocausto primero hay que ver que esa línea ya estaba en España con los gitanos, en concreto casi 9.000 personas han sido víctimas de esa situación”.

De esas 9.000 personas, 821 entre mujeres y niños fueron recluidas en el Pignatelli, precisamente para rendir homenaje a esas personas se ha instalado una placa In memorian de las personas gitanas encarceladas en el edificio Pignatelli, que se ha instalado en la puerta 9.

La portavoz de Bienestar del Partido Popular en las Cortes, Ana Marín, la diputada de Podemos Erika Sanz, el diputado del PSOE Darío Villagrasa, el senador del PAR, Clemente Sánchez Gárnica, la diputada de Ciudadanos, Desireé Pescador, el presidente de Chunta Aragonesista, José Luis Soro y el coordinador de IU Aragón, Álvaro Sanz, han firmado el “Pacto por la Convivencia en Aragón”.

“Un pacto para que en las próximas elecciones no se use a la población extranjera e inmigrante como arma arrojadiza. Lo único que importa es la igualdad. En Aragón hay más de 130.000 personas extranjeras que para la Comunidad son imprescindibles, por lo que es importante la firma de este pacto. Un pacto que manifiesta la responsabilidad y compromiso”, ha destacado la consejera de Servicios sociales, María Victoria Broto

Para Álvaro Sánz se trata de un pacto que supone “un compromiso claro”, para Soro supone que los partidos firmantes “rechazan el mensaje de odio, pero para que el pacto se cumpla no debemos normalizar como demócratas a quienes basan su discurso en los contrario a lo que aquí defendemos”. Para Desireé Pescador “Aragón es tierra de pactos y compromisos y es una muestra de que los partidos estamos dispuestos a pactar en cuestiones transcendentales como esta o como la infancia”.

Clemente Sánchez-Garnica ha coincidido en esta idea de “tierra de pactos y acuerdos y el PAR estará siempre donde se fomente la igualdad”. Erika Sanz ha resaltad que “no solo los discursos de odio son discriminación sino las situaciones reales. Ni un paso atrás en nuestros derechos”. Darío Villagrasa ha resaltado el compromiso “con unos valores de igualdad, donde no hay espacio paa los prejuicios y el desprecio”. Para Ana Marín, “Aragón debe estar a la altura de las circunstancias y todos debemos estar al lado de los colectivos que más lo necesitan”.

El pacto recoge cuatro puntos clave que son el no hacer uso partidista de la inmigración en la campaña electoral, elaborar propuestas en materia de inmigración y convivencia intercultural basadas en la igualdad de derechos deberes y obligaciones para todos los aragoneses sea cual sea su origen, reafirman nuestro compromiso con los derechos fundamentales de todas las personas entre los que destacan el de la educación atención sanitaria o vivir en familia y rechazar sin concesiones aquellos discursos basados en el odio, el miedo, el racismo, el anti gitanismo y cualquier forma de discriminación.

Para la directora territorial de la Fundación Secretariado Gitano, Isabel Jiménez Cenizo, “el informe anual refleja que en el empleo y acceso a la vivienda se aprecia la discriminación más clara”. En Aragón hay aproximadamente 21.000 gitanos, y en la estrategia de inclusión, se han recogido el número perronas que demandan servicios sociales que son unos 13.000. “Ejemplos como inmobiliarias que dicen abiertamente que no les interesan inquilinos gitanos y puestos de trabajo que al ir una persona gitana dicen que la plaza está cubierta y luego vemos que no era así”, ha declarado , Isabel Jiménez.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies