Varios activistas desnudos protestan en Zaragoza contra la industria peletera

Los participantes se han manifestado desnudos, rociados con sangre artificial y amontonados unos encima de otros

La organización internacional para la defensa de los animales AnimaNaturalis ha realizado este domingo 10 de marzo una acción de alto impacto en la Plaza de España de Zaragoza contra el uso de pieles de animales. Alrededor de una veintena de activistas han dado voz a los millones de animales que anualmente son maltratados y asesinados por la industria peletera.

En esta protesta los participantes se han manifestado completamente desnudos, rociados con sangre artificial y amontonados unos encima de otros, como quedan los cuerpos de los animales sin vida una vez les han arrancado su piel. El objetivo de la performance ha sido concienciar a la población del enorme número de animales que se utilizan para confeccionar un sólo abrigo de piel y de la crueldad escondida tras la industria peletera.

“Cada vez más países modernos prohíben las granjas peleteras y España queda a la cola de Europa, una vez más”, declara la Coordinadora de AnimaNaturalis en Zaragoza, Ana Gallego. “Vestir pieles de animales no sólo es ineficiente y anacrónico, sino que intensamente cruel con los más bellos animales”, agrega Gallego. Visones, hurones, zorros, conejos, focas, nutrias, vacas, chinchillas, y en China incluso perros y gatos, forman parte del amplio grupo de animales que son asesinados para convertir sus pieles en prendas de vestir o accesorios de moda.

Anualmente más de 32 millones de animales son sacrificados, sólo en la Comunidad Europea, para comerciar con su piel. Desde 2007, países como Reino Unido, Italia, Austria, Croacia, Grecia, República Checa, Suecia, Alemania y Holanda han ido prohibiendo las granjas peleteras, así como incrementando sus normativas referentes a la protección animal. A principios de febrero de 2019, Los Ángeles se transformó en la ciudad más importante del mundo que prohíbe por completo la comercialización de pieles de animales.

“Los motivos éticos que han llevado a estos países a la prohibición de las granjas peleteras no son suficientes en España, que se ha convertido en refugio para los empresarios que se lucran con la vida de los animales”, afirma Gallego.

En las granjas peleteras los animales pasan su vida encerrados en pequeñas jaulas hasta que son gaseados o electrocutados vía bucal o anal, para después pasar a ser desangrados y despedazado, alertan desde AnimaNaturalis. Aseguran, además, que la mayoría de ellos todavía están conscientes en ese momento, por lo que pueden sentir cómo su piel es arrancada de sus cuerpos.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies