Lasure reconoce que no alcanzar el ascenso es “un fracaso” para el Real Zaragoza

El canterano ha hecho autocrítica de la temporada del equipo

El Real Zaragoza ha visto frenada su progresión de forma brusca tras sumar un único punto de los últimos nueve en juego. Cifras que sirven para mantener una notable renta respecto al descenso, siete puntos por debajo, pero que han abierto un océano respecto a la zona de playoff. A estas alturas, salvo milagro histórico, se despide del objetivo del ascenso. Algo considerado como “un fracaso” para Lasure. 

El canterano ya formó parte de la primera plantilla del pasado año, vivió la fatídica primera vuelta, también la pletórica segunda en la que los maños murieron en la orilla tras mucho remar. En este se atisbaban reminiscencias de la anterior triunfal primavera, donde todo era alegría, dando paso ahora a un periodo de incertidumbre. Una larga recta sin sombra y en la que el equipo tiene como principal obligación no generar curvas donde no debe de haberlas. 

En este sentido, Dani Lasure ha negado que la campaña esté acabada, prefiriendo centrarse “en cumplir objetivos a corto plazo”, algo que pasa lógicamente por “ganar cada semana para ver hasta dónde da”. Si algo ha dejado claro el zurdo es que los “responsables” son los que saltan al césped, olvidando los proyectos a dos o tres años porque es cuestión “de intentarlo todo desde todos los sitios todos los años”. 

Una de las principales lágrimas enquistadas del equipo está en su estadio, La Romareda, ya que nadie ha ganado menos partidos que los blanquillos como locales. Todo en un año en el que se rebosan los 27.000 abonados, poniendo todo a favor para un sueño que se está marchando al limbo. “No hemos conseguido sellar La Romareda a pesar de la afición que tenemos todos los fines de semana y es una asignatura pendiente a cambiar desde ya”, apunta el zaguero. 

Lejos de querer buscar excusas en arbitrajes, pese a que el Real Zaragoza no está teniendo precisamente fortuna en este aspecto, sí ha realizado autocrítica en las acciones defensivas a balón parado. “El año pasado también recibíamos y nos hacíamos la misma pregunta”, ha recordado, añadiendo que “se debe a varis cosas y la concentración posiblemente sea uno de esos factores”. Además, ha incidido en que el trabajo en estrategia “hasta ahora no ha dado frutos”. 

El domingo visita el conjunto de Víctor Fernández al Granada, a día de hoy segundo clasificado sólo superado en la tabla por Osasuna. Distancia sideral entre una escuadra y otra, pero los maños están obligados a limpiar su imagen e intentar dar la campanada. Porque, de lo contrario, lo que parece una desagradable pero limpia recta final se puede traducir en algo peor.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies