Atades prepara una “Guía de Género” para las personas con discapacidad intelectual

Hasta el 35% con discapacidad está en riesgo de pobreza y sufren una tasa de paro del 30%

Trasladar el enfoque de género a las personas con discapacidad intelectual. Ese es el objetivo que persigue Atades al editar una “Guía de Género” para usuarios del centro que permitirá trasladar a este colectivo la realidad de la discriminación social que sufre la mujer. Además, se proyecta una futura Asociación de Mujeres con Discapacidad Intelectual, donde ellas puedan hacer de sus propias interlocutoras en el seno de la sociedad civil.

Esta idea de crear una asociación surge de la necesidad de que se liberen de la dependencia que sufren: “Tenemos que tener en cuenta que siempre que hablamos de mujeres y hombres con DI son personas con la capacidad jurídica modificada. Es decir, que sufren situaciones de dificultad para tomar sus propias decisiones”, explica la directora del Centro Ocupacional y Residencial Santo Ángel, Cynta Cayetano.

En el caso de las mujeres con DI, la discriminación se agrava respecto al resto de mujeres y alcanza tres grados: son discriminadas, primero, por ser mujeres, después por tener discapacidad y, además, porque esta discapacidad sea intelectual. “Los estereotipos femeninos y los espacios del ámbito público y doméstico que a lo largo de la historia se le atribuyen a la mujer, afecta doblemente a la mujer con DI porque se les sigue considerando seres necesitados de cuidados y con escasa capacidad para participar en ninguna esfera”, comenta Cayetano.

No en vano, tienen grandes dificultades para acceder al mercado laboral y presentan carencias en su educación. Hasta el 35% de ellas están en riesgo de pobreza y la tasa de paro se sitúa en el 30%, más de diez puntos por encima de la de las mujeres sin discapacidad. O visto de otra manera, la tasa de actividad en mujeres con DI es del 35% frente al 78% del resto de mujeres. Y además tienen cuatro veces más posibilidades de sufrir violencia de género y abusos por su condición.

Para que ellas puedan empoderarse y tomar la batuta, se va a crear la Asociación de Mujeres con Discapacidad Intelectual. El objetivo es eliminar el “sobreproteccionismo” al que se ven sometidas y facilitarles que puedan tomar decisiones autónoma y libremente. “Es responsabilidad de todas las Administraciones trabajar en la accesibilidad no solo física sino cognitiva”, concreta Cayetano. E insiste en la importancia de “abrir” las instituciones y que estas se conviertan en “entes facilitadores” que den apoyo para que las mujeres con DI puedan superar todos los obstáculos a los que tienen que hacer frente.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies