CCOO moviliza a las empleadas públicas el 8M para exigir a la DGA un Plan de Igualdad

CCOO Aragón ha presentado los datos de desigualdad extraídos del informe especial laboral por el 8M

La plantilla de la Administración General de Aragón está conformada por un 69% de mujeres y todas ellas, de una forma u otra, sufren desigualdad laboral. CCOO achaca las “sangrantes cifras” al incumplimiento de la DGA de tramitar un Plan de Igualdad que es de obligación legal desde 2017. Para exigirlo y desmontar la “sutil e invisible desigualdad”, además de convocar una concentración frente a la DGA el próximo 8 de marzo, llamará a las empleadas y empleados públicos interesados a reforzarla con un parón de 24 horas.

La sección sindical de CCOO en la Diputación General de Aragón, con motivo de la jornada de lucha del Día Internacional de la Mujer, ha elaborado un informe especial sobre el ecosistema de desigualdad al que asisten las trabajadoras de la DGA. Administración que desprende ya una primera “distorsión” cuando siendo una plantilla altamente feminizada, “la dirección está eminentemente regentada por hombres”, expresa tajante la responsable de política de igualdad de CCOO, Tania González.

Sin embargo, no es la única irregularidad que recrimina el sindicato. Según los datos extraídos del estudio, las empleadas públicas (ese 69%) se concentran en los grupos de titulación inferiores “que es donde menos se cobra y donde se acogen los niveles o complementos retributivos más bajos”, matiza González. Basándose en una sencilla fórmula matemática (división del sueldo que perciben los hombres, entre todos los trabajadores y el correspondiente sueldo percibido por las mujeres, entre todas las trabajadoras), la resolución es “alarmante”, con una “enorme” brecha salarial general resultante del 26%.

Pero además, son las mujeres quieres asimismo encaran los más elevados niveles de temporalidad (más del 70%), parcialidad (89%) y conciliación (90%). Una situación de diferenciación que también se ve reflejada a la hora de tramitar prestaciones por, por ejemplo, en el plano de la salud laboral. En ese sentido, su responsable sindical, Azucena Ayuso, reflexiona acerca de la masculinización de las propias cláusulas estándar en materia de riesgos, que no suelen tener en cuenta “los rasgos fisiológicos femeninos o las cargas emocionales que normalmente condicionan el trabajo de la mujer, por las que aglutinamos más estrés”. Así, entrevé Ayuso, “son las mujeres quienes más accidentes initinere sufren” o las que son víctimas de un “retroceso en la protección de periodos de embarazo o lactancia”.

Sin plan no hay cobertura

CCOO culpabiliza de esta situación a la inexistencia de un Plan de Igualdad que vele por los derechos laborales, mediante instrumentos o herramientas que valoren la idoneidad del trabajo. El secretario general, Paco González, además, critica que después de que Aragón haya pasado por la dirección de tres gobiernos diferentes desde 2007, “ninguno de ellos haya tomado cartas en el asunto”. De hecho, la primera vez que se sentó el actual gobierno con la mesa sindical para tratar el tema “sucedió después de que CCOO se viera en la obligación de denunciar un caso concreto”. Dos años y medio después de esa primera reunión, añade la secretaria de organización María Lobera, “todavía estamos en fase de diagnóstico”.

Gonález endurece su reproche al referirse a las exigencias que la administración general practica sobre cualquier otra administración o empresa aragonesa (en cuyas políticas han de tener incluidos sus correspondientes planes de Igualdad y de Prevención de Acoso Laboral). Ella -DGA- mientras tanto, ” sigue sin tener el suyo”, zanja.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies