Aragón abre el abanico de experiencias para tratar de desestacionalizar el turismo

El 80% de los turistas son nacionales y el 20% restante extranjeros, entre los que destacan franceses y chinos

Aragón quiere que los turistas visiten la Comunidad a lo largo del año y que recorran todo el territorio y no solo las grandes ciudades. El estudio presentado por el Departamento de Vertebración del Territorio pone de manifiesto que Aragón sigue los mismos patrones que el resto de España: picos en verano y Semana Santa, y valles el resto del tiempo.

El turismo de nieve y de experiencias gana terreno en la provincia de Huesca y salva los meses invernales. Mientras, Zaragoza capital es el segundo lugar donde más turismo se concentra después del Pirineo Aragonés. Ante esto, lo que proponen es innovar en la oferta y diversificar los productos.

El consejero de Movilidad, José Luis Soro, hace hincapié en la importancia de seguir las “macrotendencias globales”, teniendo en cuenta que cada vez se viaja de una forma diferente al cambiar los formatos de familia, los estilos de vida, la rapidez de los transportes, las nuevas tecnologías, los gustos culturales y las regiones que consumen turismo. Además la sociedad cosmopolita implica que “hay una gran interconexión entre mercados y destinos y no existe límite para que un destino sea atractivo; cada vez las fronteras y distancias importan menos y es importante tener en cuenta esta visión”, matiza Soro. También que cada año aumenta el número de compras de viajes online. De ahí la necesidad de que Aragón esté presente en plataformas, webs, medios y prensa de los distintos países.

En este sentido, se ha conseguido posicionar por primera vez al turismo chino como el segundo en visitar la Comunidad tras Francia, que ostente el primer puesto por cercanía. “Hace poco salimos en una revista china con una fotografía impresionante del Castillo de Loarre”, cuenta Soro, incidiendo en la necesidad de segmentar los mercados y ofrecer a cada grupo lo que demanda para poder competir en el mercado. Los ciudadanos chinos, por ejemplo, se centran en el patrimonio cultural, histórico y las tradiciones. Y cada vez también es más demandado el turismo sostenible.

Este tipo de turismo todavía no ha sido explotado en Aragón y podría constituirse como “un nuevo nicho de mercado”. “Lo que busca es desarrollar un modelo turístico que tenga en cuenta la conservación de los recursos naturales para las futuras generaciones”, explica Soro. Entre ellos se sitúa el agroturismo, el micoturismo o el trufiturismo.

Sector estratégico

Los datos avalan que el Turismo sigue siendo un sector clave para la Comunidad. Genera un 8% del PIB y mueve cerca de 2.500 millones de euros. En 2018, los viajeros ascendieron a 3,7 millones y se produjeron 8 millones de pernoctaciones.

En cuanto a la procedencia de los turistas, el 80% son nacionales (sobre todo catalanes, aragoneses, madrileños y valencianos) y el 20%, extranjeros (franceses, chinos, británicos y alemanes ocupan las cuatro primeras posiciones).

La estacionalidad es estructural en el sector y para combatirla desde la Consejería también se ha planteado coordinar un calendario único de actividades para que no coincidan en el tiempo varias celebraciones y condicionen la distribución turística. Con él se pretenden “cubrir los valles estacionales de las diferentes zonas geográficas” estableciendo una repartición de los eventos de interés turístico a lo largo del año.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies