El Real Zaragoza cae con diez ante Osasuna (1-0)

Los maños perdonaron el empate en los últimos minutos. Foto: web Real Zaragoza

No pudo el Real Zaragoza lograr nada positivo de su visita al terreno de juego del Club Atlético Osasuna, en un choque en el que los navarros terminaban imponiéndose por la mínima con un gol de Villar en la segunda mitad. Los aragoneses ofrecieron su imagen más dubitativa desde que llegó Víctor Fernández al banquillo, pero tuvieron opciones de igualar el 1-0 definitivo, sin acierto.

Sorprendía el técnico dando entrada de inicio a Pep Biel en detrimento de Aguirre y también con su apuesta por Linares junto a Álvaro Vázquez como hombres más ofensivos del equipo. Precisamente Vázquez perdonaría, una vez más, en un centro al corazón del área de Nieto que no supo dirigir entre los tres palos. Era la ocasión más clara de la primera parte de los blanquillos, más allá de un balón filtrado a Soro al filo del descanso que el canterano no alcanzaba por centímetros.

Mientras, los navarros apretaban la portería de un Cristian Álvarez que volvió a erigirse en el mejor del encuentro. Pese a los contratiempos, lesión incluida de Guitián que tuvo que ser sustituido por Verdasca, se mostró el Real Zaragoza con entereza suficiente como para puntuar en El Sadar e, incluso, dar algún susto en alguna jugada aislada.

Pero todo cambió al inicio de la segunda. El colegiado enseñaba la segunda tarjeta amarilla a Eguaras en un acción, cuanto menos, rigurosa. Y ahí se desplomaron los blanquillos, víctimas del agobio que Osasuna suele producir a sus rivales en El Sadar. Se sucedieron las ocasiones para los navarros, hasta que llegó el tanto en el momento menos esperado.

Centro desde la banda derecha del ataque osasunista, Dorado fallaba en el despeje y Villar aprovechaba para empujarla solo en el segundo palo. Era el tanto de la victoria para los rojillos, quienes a pesar de estar con uno más concedieron la oportunidad más clara del choque para el Real Zaragoza.

Se plantaba Álvaro Vázquez completamente solo, sin oposición, ante Rubén, pero su disparo se marchaba muy alejado de los tres palos. Un día más perdonaba el ariete catalán y un día más lo pagaba un conjunto aragonés que se marchaba de vacío de El Sadar y que ve frenada su progresión hacia un sueño cada día más inalcanzable como es disputar los playoffs.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies