Más de un centenar de artistas darán vida a la monumental “Resurrección” de Mahler en Zaragoza

Rivarés ha resaltado que es una oportunidad para "llevar el nombre de Aragón fuera del territorio aragonés"

“Nos pasamos la vida corriendo y esta música choca frontalmente con eso; aquí hay que sentarse, relajarse y vivir el momento. No conozco a nadie que termine la sinfonía y no se haya emocionado”, cuenta el director general de la Orquesta Reino de Aragón (ORA), Sergio Guarné. El jueves 28 de febrero a las 20:00 horas, la casa de esta Orquesta, el Auditorio de Zaragoza, acogerá la representación de la obra “Resurrección”, del compositor austriaco Gustav Mahler. Más de 200 artistas darán vida a la que muchos críticos consideran una de las sinfonías “más monumentales y más cruciales” de todos los tiempos.

La ORA estará acompañada por el famoso coro de voces Orfeón Donostiarra, la soprano Carmen Solís y la mezzosoprano María José Montiel, todos ellos bajo la batuta del maestro invitado Íñigo Pírfano. Se trata de una coproducción entre tres salas españolas y que recorrerá todas ellas: tras su estreno en Zaragoza, viajará al Kursaal de San Sebastián el 1 de marzo y al Baluarte de Pamplona el 3.

Es la segunda vez que se representa en la capital aragonesa, la primera fue en el Ciclo Expo Zaragoza 2008, de la mano de Israel Philharmonic y Zubin Mehta. El director artístico del Auditorio, Miguel Ángel Tapia, ha querido destacar la facilidad de acceso que se les brinda a los zaragozanos “que por solo 15 euros” pueden ir a ver el concierto. En la misma línea se ha manifestado el consejero de Cultura, Fernando Rivarés, añadiendo que “los zaragozanos deberían estar orgullosos de sus proyectos, su Auditorio y su ciudad”, ya que esto supone una oportunidad de oro para “llevar el nombre de Aragón fuera del territorio aragonés”.

En cuanto a la temática, “Resurrección” recoge la inmortalidad y otras ideas religiosas, desligándose de la ortodoxia eclesiástica y apostando por la ausencia de juicio y castigo y la inexistencia de pecadores y justos. Rivarés no ha dudado en calificar de “superpotente” y “sublime” esta composición, “cuya magia y espiritualidad te eleva sobre el asiento”. “Mahler es uno de los maestros indiscutibles del mundo”, añade, “cualquiera que quiera saber sobre la música, la cultura y la historia europea tiene que pasar indiscutiblemente por él”. No en vano, recientemente se vendió en subasta en Londres el manuscrito original de la pieza y alcanzó el récord convirtiéndose en la obra musical más cara nunca vista.

Para el director general de la ORA es una composición exigente, “que requiere a los más de 105 músicos que formamos parte de la Orquesta un nivel altísimo. Mahler no perdona a nadie y nos presiona a todos muchísimo técnicamente”. El propósito que quieren alcanzar, confirma Guarné, es “que nos quedemos dos horas pegados al asiento, dejándonos llevar y cerrando los ojos, sintiendo un poco más esa parte humana que perdemos en el día a día”.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies