Endesa confirma que la Térmica de Andorra operará con normalidad y en “condiciones de mercado” hasta junio de 2020

Endesa ha reiterado que "respetará" el empleo de los 153 empleados de la compañía

Endesa ha confirmado que, de acuerdo con sus previsiones actuales de explotación, la Central Térmica de Andorra (Teruel) funcionará en “régimen de normalidad” hasta 30 de junio de 2020. En esta fecha, se produciría la clausura de la instalación de acuerdo con la solicitud presentada por la compañía el pasado 19 de diciembre. Para ello, contaba a principios de año en su parque de carbones con 800.000 toneladas de mineral autóctono, cantidad que estima suficiente para ese régimen normal de operación hasta el 30 de junio de 2020.

La compañía ha realizado esta estimación teniendo en cuenta cuál ha sido la producción de la central durante los últimos ejercicios, la evolución prevista de la demanda en los próximos meses y la estimación del precio del mercado nacional de generación hasta junio de 2020.

Según ha expuesto la empresa en un comunicado, el funcionamiento de la central se halla afectado por la “fuerte penetración de las energías renovables” en el mercado nacional de generación, derivada de la entrada de 9.000 MW de energía renovable de las subastas realizadas en 2017 y que se pondrán en explotación durante el presente año. Esta nueva generación renovable es mucho más competitiva que la de las centrales térmicas, lo que reducirá el denominado “hueco térmico”, es decir, el margen disponible para que puedan funcionar las centrales de carbón y de gas.

El funcionamiento de la planta estará sujeto a los efectos que sobre este “hueco térmico” puedan tener las variaciones reales de la demanda, el precio o la disponibilidad de las instalaciones renovables.

Durante el período actual y hasta el 30 de junio de 2020, Endesa se pone a disposición de las instituciones para avanzar en la concreción de un potente plan que garantice el mantenimiento del empleo en la zona de Andorra.

Endesa ya ha presentado voluntariamente una propuesta de Plan de Futuro junto con la solicitud de cierre y ha trasladado, asimismo, al Ministerio para la Transición Ecológica su disposición a participar en la Mesa que la ministra Teresa Ribera anunció en su reciente visita al Ayuntamiento de Andorra. 

Además, Endesa no descarta comenzar a poner en práctica parte de las inversiones previstas en su Plan de Futuro en una fecha anterior al 30 de junio de 2020 si se obtuvieran los permisos necesarios para el inicio de las mismas, garantizando con ello no solamente el empleo actual, sino también un posible incremento del mismo.

El empleo en el plan de futuro

En relación con la situación del empleo, Endesa ha reiterado que “respetará” el empleo en el grupo del 100% de los 153 empleados de la compañía, tanto hasta el 30 de junio de 2020 como después de que se produzca la clausura de la central. Asimismo, se dará prioridad a la contratación de trabajadores de las actuales empresas auxiliares para el desarrollo de las actividades de cierre y desmantelamiento de la planta que se prolongarán durante un periodo aproximado de entre 4 y 6 años, y que generarán alrededor de 130 empleos, con puntas de hasta 200 y para el desarrollo de las nuevas instalaciones solares.

En concreto, el Plan de Futuro presentado por la compañía incluye una inversión de 800 millones de euros para desarrollar instalaciones solares con una capacidad total de 1.000 MW, equivalente a la potencia actual de la central de Andorra, en los términos municipales de Andorra, Alcorisa, Alcañiz, Ariño, Calanda e Híjar.

La construcción de estas instalaciones generará, a razón de 200MW/año, 400 empleos anuales durante cinco años, plazo suficiente para que se desarrollen en la zona otros proyectos empresariales complementarios; y la operación y el mantenimiento de esas plantas proporcionarán 60 empleos de manera estable durante más de 25 años.

Inversiones adicionales previstas por Endesa en Aragón

Estas inversiones complementan y se añaden a los que la empresa ya tenía previsto realizar en Aragón. Concretamente, Endesa dispone de 13 autorizaciones para desarrollar proyectos eólicos en Aragón que se adjudicó en la subasta de energías renovables organizada por el Gobierno en 2017. Estos proyectos suponen una potencia total de 369MW y ya están en fase de construcción.

Además, cuenta con otros proyectos eólicos en estudio, al margen de la potencia adjudicada en esa subasta, que suponen otros 144 MW adicionales. El conjunto de estos 513 MW dará lugar a la inversión de unos 500 millones de euros.

Por consiguiente, los proyectos solares y eólicos que Endesa se propone desarrollar en Aragón, tanto los propuestos para la zona de Andorra como en el resto de la región, suman más de 1.500 MW de nueva potencia y una inversión de unos 1.300 millones de euros.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies