Mi hija de 11 años hizo mal un examen. Cuando nos lo enseñó, borró lo que estaba mal y lo puso bien. La profesora me confesó que había intentado engañarnos por miedo. Ha bajado mucho sus notas…

Normalmente los niños mienten por miedo a las consecuencias que puede suponer decir la verdad. Es fundamental transmitirles la importancia de la sinceridad y de asumir la responsabilidad de la misma.
Una  vez que se ha descubierto la mentira, fomentar la  comunicación para que pueda disculparse y pedir perdón, y también hacerle hablar y pensar sobre los motivos por los que lo ha hecho. Aprovechar para preguntarle como está, si todo va bien en el colegio y por que cree que ha suspendido el examen.

Mi consejo: Mi consejo: dedicar un rato cada tarde a estar con ella haciendo los deberes para que veáis vosotros mismos como se desenvuelve, el nivel de atención y su rendimiento.
Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies