El número de oscenses que recurre a la reproducción asistida crece un 30%

El número de mujeres y/o parejas de Huesca que han acudido a la medicina reproductiva para tener un hijo ha crecido un 30% en el último año. Así se desprende de los datos que ha dado a conocer IVI Zaragoza sobre el perfil de los pacientes oscenses que han optado por la reproducción asistida para tener un hijo.
Pareja heterosexual, que ya supera los 38 años de media y que se realiza una fecundación in vitro es el perfil medio de los oscenses que entran a una clínica de Reproducción Asistida de IVI. “Cada caso y cada diagnóstico es diferente, pero hay un denominador común en la mayoría de historias clínicas: la edad”, explica el director de IVI Zaragoza, el doctor José Serna.
“Se está posponiendo el momento de tener un hijo y olvidamos que el mejor momento social es diferente al mejor momento biológico”, añade, ya que “la cantidad y calidad de los óvulos en la mujer cae a partir de los 35 años, y tenemos estudios en los que, si bien no es tan significativo, se muestra que la calidad seminal del varón también empeora con el paso del tiempo”.
Por su parte, la media de edad de la paciente oscense también ha aumentado con el paso de los años. Si en 2013, la media de edad de las oscenses para acudir a la clínica IVI apenas llegaba a los 36 años, en tan solo cinco años se ha desplazado dos años, hasta superar ya los 38 años de media, “al poner prioridad a otros aspectos de la vida”, explica de la Serna.
Ante esta situación, “el binomio maternidad tardía y problemas reproductivos coge fuerza en nuestros días, obligando a muchas mujeres que deciden ser madres a finales de la treintena a precisar ayuda de centros de reproducción asistida para cumplir su deseo”, ha apuntado el doctor.
Otro de los datos que se desprende del informe es que el tratamiento más utilizado para intentar conseguir el embarazo por los oscenses es la fecundación in vitro, tratamiento que supone el 75% de los procedimientos llevados a cabo en IVI Zaragoza a estos pacientes.
Una solución para minimizar los problemas derivados de aplazar la maternidad podría ser preservar la fertilidad, es decir, congelar óvulos a una edad joven para poder usarlos más tarde, cuando la pareja o la mujer deseen tener un hijo. “Debemos tomar conciencia de que la etapa fértil de la mujer no es eterna. Preservar cuando la calidad y cantidad de los óvulos es idónea es el mejor consejo que podemos dar”, añade el Dr Serna.
Para divulgar este mensaje, IVI ofrece de forma gratuita un análisis de fertilidad, para determinar la reserva ovárica de las mujeres. Se puede solicitar en cualquiera de las clínicas IVI.
Aumentan las madres solteras y parejas de mujeres
La reproducción asistida no solo da solución a los problemas de infertilidad, también ayuda a crear otros modelos de familia. Las madres solteras por elección y las parejas de mujeres aumentan cada día en las salas de espera de las clínicas IVI. IVI Zaragoza es muestra de ello, pues en el último año ha experimentado un aumento del 34% en las consultas de mujeres que se plantean afrontar la maternidad en solitario. Este grupo de pacientes representa cerca del 20% del total de pacientes atendidos en 2017 en la clínica maña.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies