Una tormenta de "tan solo" 20 minutos