‘Selfie’: Bosco cambia de barrio

La clase política actual cada día ofrece más dudas a los ciudadanos, que están hartos de aguantar a los gobernantes, ya sean de derechas o de izquierdas, de centro moderado o partidos populistas. Víctor García León nos ha querido mostrar lo que sucede alrededor de un político que ha sido encarcelado por algún delito, y en concreto la familia de un ministro que viven en La Moraleja, uno de los barrios más ricos de la capital española, y tienen la vida solucionada sin necesidad de mucho esfuerzo. La historia se centra en Bosco, el hijo de un político encarcelado y que desde el momento en que su padre entra en prisión ve alterada su vida rutinaria de tranquilidad y con acceso a todo tipo de lujos, teniendo que dar un cambio de rumbo a su vida teniendo que buscarse la vida en otra zona de Madrid mucho más humilde.

La película inició su carrera en el pasado festival de Málaga, en donde fue premiada con el premio de la crítica y la mención especial del jurado y hace un mes se presentó en la sección oficial del festival internacional de cine de Alicante obteniendo 4 premios.

La idea surgió en un bar cuando Víctor García León le convenció al productor para financiar su tercer largometraje, y el director se puso a escribir el guión de la película que pretende hacer un retrato de lo que se mueve alrededor de los políticos actuales y sus familias, intentando entretener y al mismo tiempo hacer una crítica social.

El arranque es muy bueno ya que con dos o tres pinceladas nos presentan a Bosco, el hijo de un político que vive en La Moraleja. La cinta no aborda ese caso de corrupción política ni pone su punto de mira sobre el político de turno, que en las primeras escenas no dicen que sea de un partido en concreto para posteriormente nombrar que es del P.P, sino en las personas que rodean al gobernante de turno y que ven como pierde el acceso a esa vida lujosa y que conseguía todo si ningún esfuerzo. A partir de aquí el protagonista tendrá que salir a la calle para buscarse la vida como tienen que hacer la mayoría de ciudadanos españoles y así conseguir sobrevivir sin ingresos y teniendo que tirar de ingenio, cosa que no le hacía falta hasta ese momento por tener la vida solucionada sin necesidad de esforzarse. Su novia y la familia de ella ya no quieren saber nada de él, y decide contactar con una chica que se estaba manifestando en contra de su padre en la entrada de la casa familiar, lo que sucede en una de las primeras escenas que es un ejemplo de lo ingenioso que es el guión en ese tercio inicial, y como ejemplo este detalle en donde el protagonista decide unirse a esos ciudadanos anónimos que protestan a la puerta de la casa y que no saben que están ante el hijo del político, cuya intención inicial era la de entrar en la vivienda hasta que se encuentra con ese grupo de manifestantes.

El reparto lo conforman unos intérpretes desconocidos encabezados por Santiago Alverú, en el papel de Bosco. El intérprete cumple en el papel de chico pijo que tiene que buscarse la vida ante un imprevisto.

Macarena Sanz es Macarena, el personaje con el que se identificarán muchos espectadores, ya que representa a una joven que vive en Lavapies y que se manifiesta contra la corrupción de ese partido político. Una mujer que forma parte de la militancia de Podemos, que acude a mítines y que realiza actividades en defensa de sus ideales. La joven actriz está correcta y también me parece un acierto su elección como Macarena.

El tercer personaje por orden de importancia es el de Ramón interpretado por Javier Caramiñana, el amigo de la chica con la que colabora en las labores informativas y reivindicativas de la ideología de Podemos, y que tiene ciertos escarceos amorosos que se ven interrumpidos con la llegada de Bosco, lo que provocará un rechazo y desconfianza por parte del joven que no se fía del protagonista, lo que se acentúa cuando se interpone entre Macarena y él.

En la parte final la película se centra más en las relaciones personales entre esos tres personajes, dejando de lado la idea inicial de poner a una persona rica y pija en la calle teniéndose que buscar la vida. Eso se estanca y se pierde la originalidad y por lo tanto el humor de la primera mitad. La película es correcta a nivel técnico y artístico, y tampoco pretende nada más que contar una historia basándose en el guión y los personajes.

Texto: Guillermo Navarro.

LO MEJOR: La idea inicial y la frescura de la media hora inicial.

LO PEOR: Se queda sin ideas en el tercio final.

VALORACIÓN:

Banda sonora: 4

Fotografía: 4

Interpretación: 5

Guion: 5

Dirección: 6

Satisfacción: 6

NOTA FINAL: 5

 

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies