‘Lo tuyo y tú’: Mi novia y yo…y los otros

null

Pocos realizadores hay que tengan una huella creativa tan perceptible como la del coreano Hong Sang-soo: planos estáticos, largas conversaciones sobre la vida o las relaciones humanas, contundentes zooms de cámara que ultrajan la intimidad del protagonista perseguido o incluso el juego sobre la percepción de lo real, adecuado o imaginado. Sin duda un universo que explota los pocos argumentos económicos de los que gozan sus prolíficas producciones (no en vano es denominado el Woody Allen asiático por su tendencia a crear un film al año) y que impregnan de texturas y de profundos personajes desde una mirada que oscila entre el realismo y el idealismo.

Después de la interesantísima ‘Ahora sí, antes no’ protagonizada por Kim Min-hee (La doncella) vencedora el año pasado en Gijón de los premios de mejor película y actor, ahora el festivalero director surcoreanos nos presenta un nuevo film, ‘Lo tuyo y tú‘, lleno de intimismo, sensaciones, emociones….y desconcierto. Hong Sang-soon (ganador en la sección Un certain regard en Cannes 2010 del premio a mejor película por ‘Hahaha’), gustoso de dar carta blanca a sus intérpretes para que estos improvisen y sobreescriban las líneas básicas de la historia que él mismo escribe, nos cuenta la historia de Yeong-soo (Kim Joo-hyuk), un pintor en horas bajas que recibe una noticia desalentadora: su novia Min-jeong (Lee Yoo-young) tiene problemas con el alcohol y sin él enterarse se ve con otros hombres por las noches. Incrédulo, la recepción de la noticia le llevará a discutir con ella, quien negará la mayor, obligando a la pareja a tomarse un receso. A partir de ahí la historia navega entre la búsqueda, la duda sobre la identidad de la joven que veremos ligar en bares nocturnos y el resto de ‘otros’ hombres con los que Min-jeong se ve por las noches.

Lo tuyo y tú‘ es un drama romántico que bordea el absurdo en más de un instante y donde se plantean situaciones verdaderamente curiosas, todas ellas bajo el formato de plano fijo y largas conversaciones. En ellas se pone sobre la mesa una confusa disertación sobre la identidad y la pareja, no exenta de melancolismo y palpable desde su primera escena. Sang-soo pone sobre la mesa los problemas sobre los prejuicios, los deseos humanos, las pasiones…gracias a un notable y profundo dibujo sobre la femineidad y donde contemplamos como aunténticos voyeurs momentos de intimidad sincera y espontánea. A pesar todo ello la película no me alcanzó tan de lleno como su anterior obra -la mencionada ‘Ahora sí, antes no- fundamentalmente por las largas pausas habladas que la historia posee, provocando estas que mi interés decayera aunque sea por pequeños momentos. También es cierto que a pesar de eso en ningún momento deja de interesarte gracias a esa curiosa mezcla entre duda, sentimentalismo y realismo que aflora en sus secuencias, una extraña emoción que se traslada a un espectador ávido por conocer la verdad de una historia sobre la que quizás sigas preguntándote más allá de los títulos de crédito y a la que encontré sentido no antes de su plano final. Ciertamente genial.

Película que no recomiendo para aquellos espectadores ajenos al cine de Hong Sang-soo ni para aquellos que no sepan comprender aquello de que a veces en el cine dos más dos no son cuatro. FIlm que obtuvo nada menos que el premio a mejor director en el pasado Festival de San Sebastián.

Texto: Alfonso Asín.

Lo mejor: Las dudas que genera en el espectador y el interés por conocer la verdad de todo.

Lo peor: Tiene momentos algo repetitivos y su trama parece no avanzar.

Valoración:

Banda sonora: 7

Fotografía: 6

Interpretación: 7,5

Dirección: 6

Guion: 6

Satisfacción: 7

NOTA FINAL: 6,6

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies