La realidad supera a la ficción

El subgénero de las catástrofes, que tanta relevancia tuvieron en las décadas 70-80, vuelve con un título que escarba un poco más en el conocimiento de las desgracias que nos rodean, amén de lo dura que puede llegar a ser la vida de un simple asalariado que se juegan la vida en mitad de la nada para que nuestra vida sea un poco más confortable. Pero no va de héroes, bueno sí, pero de tipos normales, de padres de familia, gordos, calvos, (ojo¡¡¡ No me defino, la naturaleza ya hizo lo que pudo por mí) que lejos de representarlos, son la antítesis de un héroe. Simples trabajadores que perdieron su vida, esperanza e ilusiones por pretender cumplir unos objetivos.

Marea negra‘ narra como la Deepwater Horizon es una plataforma petrolífera situada a 60 kilómetros de la costa de Louisiana, en pleno Golfo de México, cuyo propósito es perforar pozos petrolíferos en el subsuelo marino. En ella trabaja Mike Williams (Mark Wahlberg), un hombre felizmente casado y padre de una niña pequeña. Todo parece ir bien, hasta que un día se produce una terrible catástrofe que pondrá su vida y la de sus compañeros en grave peligro.

El 20 de abril de 2010 esta plataforma sufría un grave incendio, provocado por una explosión. Dos días después, el lugar se hundió. La tragedia se saldó con la vida de once trabajadores, además de causar uno de los desastres medioambientales más graves de la historia. Un total de cinco millones de barriles de crudo fueron vertidos a las aguas del Golfo de México, provocando grandes e irrecuperables daños en el ecosistema marino. Las marismas y el delta del Misisipi, Luisiana, Florida y Cuba quedaron gravemente afectadas. Y esta es la historia de los hechos que acontecieron a bordo del oleoducto.

Peter Berg (El último superviviente, Hancock) dirige esta película basada en hechos reales, que han escrito Matthew Michael Carnahan (Guerra mundial Z) y Matthew Sand (Ninja Assassin). El reparto está formado por los actores Mark Wahlberg (Padres por desigual, The Fighter), Kurt Russell (Los odiosos ocho, Bone Tomahawk), Kate Hudson (Feliz día de la madre, Rock the Kasbah), Dylan O’Brien (El corredor del laberinto: Las pruebas, Los becarios), Gina Rodriguez (Jane the Virgin, Belleza y poder) y John Malkovich ( RED,Quemar después de leer, El intercambio).

La película está basada en un artículo del New York Times publicado el 25 de diciembre de 2010 por David Barstow, David Rohde y Stephanie Saul. El extenso artículo (Deepwater Horizon’s Final Hours) era una investigación detallada del suceso ocurrido en abril de 2010 sobre la explosión y hundimiento de la plataforma petrolífera en el que murieron 11 trabajadores.

Esta película supone la segunda colaboración entre el actor Mark Wahlberg y el director Peter Berg, tras El único superviviente (2013), curiosamente ambas basadas en historias reales.

Numerosos trabajadores de plataformas petrolíferas en el Golfo de México no están de acuerdo con realizar una película sobre el incidente, ya que opinan que deshonra a los hombres que perdieron la vida en él, cosa que en ningún momento considero que así sea, todo lo contrario, es un homenaje a quien dio su vida en pos de los demás.

Distraída, con una gran fotografía y unos efectos especiales soberbios, es digna continuadora del género y una forma de rendir homenaje a esos hombres y mujeres anónimos que nos hacen que nuestras vidas sean algo más fáciles y que nunca aparecen.

Texto: Francisco Camacho.

Lo mejor: Fotografía y efectos especiales.

Lo peor: Como viene siendo habitual últimamente, los trailers se cargan media trama.

VALORACIÓN:

Fotografía: 8

Banda Sonora: 6

Interpretación: 7

Dirección: 7

Guión: 6

Satisfacción: 7

NOTA FINAL: 6,7

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies