Amor en tiempos de guerra

Cuando todo un icono masculino empieza a perder gancho, algo parece que va mal. A ciencia cierta, no puedo decir si eso es debido al momento que le tocó vivir a Mr. Pitt, a que está empezando a sobrepasar el nivel de botox tolerable en su rostro o simplemente que pasa olímpicamente del tema. Al final, creo personalmente que como dicen por mi tierra, se juntan el hambre con las ganas de comer. Es la suma de todos los factores y sí altera el producto.

Pitt cumple poco más que raspado en una historia bastante plana, carente de cualquier interés en su primera mitad y que cuando parece coger un poco de ritmo, cae en una de las más previsibles historias. O es blanco o es negro y la ausencia de grises lastra el film. Cotillard, por el contrario, va sobrada en un papel que vive como propio, busca con las miradas y consigue que su personaje me atraiga, pero en todos los conceptos, no sean vds mal pensados. Marion se trabaja el personaje de manera brillante, de forma que consigues ver algo más allá de su mirada y Brad intenta ser ese Rick de Casablanca pero que simplemente se queda en el aparcacoches del Café de Rick. No consigue que me crea esa nada de lo que pretende mostrar.

Años 40. Segunda Guerra Mundial. Max Vatan (Brad Pitt) es un agente de inteligencia del bando aliado destinado en Marruecos, que debe realizar una peligrosa misión en el norte de África. Mientras cumple con su cometido, conoce en Casablanca a Marianne Beausejour (Marion Cotillard), una agente de la Resistencia francesa de quien se enamora. Al principio todo es una simple misión. Sin embargo, el tiempo vuelve a juntarlos en Londres, y el amor florece entre ellos, hasta el punto de que deciden formar una familia. Su vida parece perfecta hasta que la Guerra comienza a poner a prueba su relación.

Los superiores de Vatan le comunican que Marianne podría ser en realidad una agente doble al servicio de los nazis. Será entonces cuando, dolido por el reciente descubrimiento, empiece a sospechar y lleve a cabo una investigación para descubrir la verdad sobre su esposa. ¿Tendrá que matarla si efectivamente es así?

Robert Zemeckis (El desafío (The Walk), El vuelo (Flight), Forrest Gump) dirige este drama romántico ambientado en la Segunda Guerra Mundial, escrito por Steven Knight (El caso Fischer, Locke). La pareja protagonista como ya dije antes son Brad Pitt (La gran apuesta, Frente al mar, Mátalos suavemente) y Marion Cotillard (Macbeth, El caballero oscuro: La leyenda renace, Pequeñas mentiras sin importancia). El reparto lo completan Lizzy Caplan (Ahora me ves 2, The Interview), Jared Harris (Operación U.N.C.L.E., Mad Men), Charlotte Hope (Juego de tronos, La teoría del todo) y Matthew Goode (The Imitation Game (Descifrando Enigma), Cruce de destinos).

Localizaciones de nuestra patria, buena fotografía, una gran actuación femenina no logran que la historia salve mínimamente los muebles en una historia que no atrae. Una na historia de amor con bombas por medio.

Texto: Francisco Camacho.

Lo mejor: Cotillard, sin duda

Lo peor: que es previsible y desde el principio sabes que o son churras o son merinas.

VALORACIÓN:

Fotografía: 7

Banda Sonora: 5

Interpretación: 6

Dirección: 6

Guión: 3

Satisfacción: 4

NOTA FINAL: 5,1

https://www.youtube.com/watch?v=DPSweXZJul0

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies