La niña ya ha sido coronada

Esto es una web de cine y aquí se comentan las sensaciones que nos producen las películas que vemos en las salas. En este caso y para tener criterio propio, acudí a internet para localizar el famoso discurso de aceptación del Premio Nacional de Cinematografía que pronunció Fernando Trueba y que ha desatado la polémica. Y he de reconocer que el director metió la pata. Pienso que no era el momento ni el lugar para ser irónico y de una manera tan extensa y machacona. No creo que estuviera renegando de su españolidad, basta con ver las películas mejores y más famosas de su filmografía; mas bien se presentaba como ciudadano de muchas culturas. Pero hay que ser practico y si el Gobierno de tu país, además de signo político distinto al tuyo, te está concediendo un galardón con dotación económica… pues toma el dinero, perdón, el premio, y corre.

Otra cosa es que un año y pico después ciertos grupos pongan en marcha el mecanismo de venganza para intentar boicotear su último trabajo, que ya veríamos si su modesta recaudación se debía a eso, a su calidad o al desinterés del público. No pienso que sea correcto proceder así. Imaginemos que se abre la veda y ahora la izquierda extrema se dedicase a boicotear trabajos de intelectuales de la derecha como Leticia Sabater o Norma Duval. En fin, todo el mundo tiene acceso a las redes sociales y desde el anonimato del pc o del móvil nos sentimos poderosos para arremeter contra quien nos ofende. No será lo último que veamos.

Volviendo al Cine, tenía muchas ganas de ver esta secuela de La niña de tus ojos, una de mis películas españolas favoritas de los últimos años. Primero por tratar un episodio real del cine español inmediatamente posterior a la Guerra Civil Española, las dobles versiones que se rodaban en los estudios alemanes de títulos algunos protagonizados por Imperio Argentina, aquí encarnada por Penélope Cruz. Segundo, por el impresionante plantel de actores y el guión que combinaba el humor con el dramatismo que rodeaba esos rodajes. Y tercero porque las películas de cine dentro de cine son siempre muy interesantes para un cinéfilo.

En esta nueva entrega nos situamos alrededor de 1956. España intenta abrirse a nuevos mercados y los americanos ven en nuestro país un lugar perfecto para acometer grandes proyectos. De Hollywood vuelve Macarena ( Penélope Cruz, ahora en el papel que en esos años representó Sara Montiel), con Oscar incluido, a rodar una película sobre Isabel la Católica. Y en el rodaje coincidirán la mayoría de sus antiguos compañeros. Blas Fontiveros ( Antonio Resines) ha corrido peor suerte por sus ideas políticas y se verá recluido en el Valle de los Caídos, monumento construido por presos a la mayor gloria del régimen dictatorial.

Básicamente Trueba repite el mismo esquema del film de 1996, pero el guión lo firma en solitario, sin la colaboración de su hermano David y, ay, sin la presencia de Rafael Azcona. Y los aciertos y fracasos se cuentan por partes iguales. Me gusta que de nuevo se sitúe la trama en un entorno real, los rodajes en tierras españolas que culminarían con la construcción de los estudios de Samuel Bronston y las grandes superproducciones de los sesenta. Esto es interesante para un cinéfilo pero el resto del público puede no compartir este interés. También veo positivo la (esperada) critica del régimen franquista a pesar del tímido aperturismo que no alcanzaba a quienes no pensasen como ellos. Y me gusta que la crítica vaya más allá, como cuestionar el ensalzamiento de una reina que entre otras cosas expulsó a judíos, musulmanes e impulso la inquisición.

En contra hay muchas más cosas. Para empezar la irregularidad del guión y su traslación a la pantalla, con cierta desgana, alargando en exceso el metraje, para llegar a un clímax mal planificado y muy mejorable. Además la pantalla se llena de personajes, algunos con historias que se apuntan pero no se desarrollan, y que se salvan por el buen trabajo de los actores. Y para colmo algunas tramas, como las que tiene que ver con la homosexualidad de algunos personajes, son tratadas en un tono de comedia trasnochada con resultados dignos de un film del Landa de primeros de los setenta. Al final nos queda un film irregular que defrauda porque no recupera la chispa que consiguieron en La niña de tus ojos.

En el extenso reparto, hay actores que aprueban con nota, y otros que hacen lo que pueden con lo que les han dado. Por supuesto, Penélope Cruz recupera con gracia su papel y realidad y ficción se dan la mano, pues ella también es una actriz ganadora de un Oscar en la vida real que vuelve a su país para rodar un film. Alabo la carrera de Cruz que ha sabido combinar sus papeles en Hollywood ( para mi es un actriz que se entrega siempre a tope, en buenas y malas películas), con trabajos más arriesgados en Italia o España.

Del resto de compañeros merece destacar al recién incorporado a la trouppe de cómicos, Javier Cámara, así como a la siempre inmensa Rosa María Sardá que llena con su presencia sus escasas intervenciones. Antonio Resines también tiene un gran protagonismo en la trama pero su historia no acaba de cuajar. Y en una colaboración muy especial, breve pero intensa, Carlos Areces. Del resto destacar en la parte extranjera la presencia de Mandy Patinkin aunque su historia está mas apuntada que desarrollada. Y un veterano como Clive Rivell en el papel de avejentado director que pretende ser un trasunto de realizadores americanos como Nicolas Ray, Anthony Man y algo de John Ford.

En suma, polémicas aparte, el film de Trueba se puede considerar como un fracasado regreso a un universo que ha perdido la magia, donde los fallos son mas garrafales que los aciertos, y dudamos mucho que al director le queden ganas de acometer una tercera entrega como se dijo en la promoción de la película. No es un film desdeñable pero si decepcionante viniendo de donde viene.

Texto: Luis Arrechea.

LO MEJOR: Penélope/Isabel cantando Granada.

LO PEOR: El penoso encuentro entre Jorge Sanz y Cary Elwes y los subsiguientes chistes.

VALORACIÓN:

Fotografía: 7

Banda Sonora: 7

Interpretación: 7

Guión: 5

Dirección: 5

Satisfacción: 7

NOTA FINAL: 6,3

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies