Más de Statham, más de lo mismo

Otra entrega más de la factoría Statham, que no es que se haya encasillado, no, es que no se quiere mover de un tipo de cine que le da muchas más satisfacciones y que no ha de esforzarse en demasía en cambiar los registros. Digamos que puede volver a hacer el mismo personaje cambiando simplemente de ropa, aunque ciertamenre tampoco lo hace, va siempre con el mismo atuendo. ‘Mechanic: Resurrectio’ se puede definir como na secuela totalmente innecesaria, con un único sentido alimenticio para el bueno del actor inglés.

Sin embargo, hay un pero, siempre hay un pero, y en este caso es que no sólo repite el registro más que solvente de su predecesora, si no que aquí rompe una de las reglas sagradas, no involucrar el tema personal. Está claro que Jessica Alba tira mucho, aunque su pesar provenga de otro punto, pero termina por enredar al pobrecito Bishop para que siga en activo. Está claro que el refrán es certero y claro, ya saben vds. “el de las carretas”.

Cuando Arthur Bishop (Jason Statham) creía que ya había dejado atrás su pasado criminal, se encuentra de nuevo con él al ser secuestrada la mujer de su vida por uno de sus mayores enemigos. Se ve así obligado a viajar por el mundo para ejecutar tres asesinatos imposibles que deben parecer accidentes.

Sí es cierto que buscar lo imposible, rizar el rizo para que los encargos parezcan simples accidentes (recordemos que era su especialidad, ser “mecanico”) ha debido ser una labor hercúlea, pero en algún momento alguien ha perdido el norte, dejando alguna que otra situación, cuando menos, peculiar.

No sigo para desvelar nada más, aunque créanme vds. Poco les puedo desvelar de una película que da todo y cada uno de los puntos que promete, pocos diálogos y mucha acción. Un trabajo fotográfico decente y unas vistas paisajísticas de ensueño. Ah, no se pierdan a un Tommy Lee Jones que no se lo puede haber pasado mejor: haciendo de Tommy y con un albornoz. Sin duda toda una declaración de intenciones.

Ya saben, un buen bol de palomitas y su bebida preferida, les dará 100 minutos de distracción garantizada. Siento mucho que a dos buenos amigos y compañeros míos no les acabará de convencer mi aportación, Billy Wood (Ricard) y Edmon Orts son grandes defensores del “calvo microondas”.

Texto: Fran Camacho.

Lo mejor: Para los amantes y seguidores del repartidor de hostias. Tommy Lee Jones está de fábula

Lo peor: Que siga haciendo el mismo personaje en un más que flojo y previsible guión.

VALORACIÓN:

Fotografía: 6

Banda Sonora: 5

Interpretación: 6

Dirección: 6

Guión: 3

Satisfacción: 5

NOTA FINAL: 5

Print Friendly, PDF & Email
Más artículos
«El peral salvaje»: El viaje a la esencia del ser humano

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies