aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Jueves, 29 de septiembre de 2016
Zaragoza
Emilio César Mera Gallego

27/8/2012

Los vecinos de Talamantes pasarán la noche en Alcalá del Moncayo
Una veintena de vecinos de Talamantes desalojados por el incendio de Calcena pasarán definitivamente la noche en el Albergue de Alcalá del Moncayo. Alrededor de 150 han tenido que abandonar sus casas debido al humo que había cercano a su localidad.
Alrededor de 150 vecinos han tenido que ser evacuados
Alrededor de 150 vecinos han tenido que ser evacuados

Alcalá de Moncayo.- Una veintena de los 150 vecinos de Talamantes desalojados por el incendio de Calcena pasarán definitivamente la noche en el albergue de Alcalá de Moncayo. Los vecinos habían sido evacuados de sus casas por precaución debido al humo cercano a sus casas.

El Gobierno de Aragón ha puesto en marcha el plan de emergencia para realojar a las personas en la localidad zaragozana y ha trasladado a trabajadores de servicios sociales de la Comarca de Tarazona y el Moncayo y del Aranda.

En Alcalá del Moncayo los habitantes se encuentran en el pabellón municipal y pasarán la noche en el albergue de la población. No obstante, desde el Gobierno de Aragón se han habilitado plazas en residencias de Borja e Illueca y en diferentes hostales “por si hubiese que realojar a más personas”, tal y como ha indicado el director del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, Francisco Peña.

Los vecinos de Talamantes llevan desde que llegaron a Alcalá del Moncayo viendo el avance de las llamas y la acción de los diferentes medios desplegados en la zona. Todos ellos se toman con paciencia y resignación el tener que abandonar sus casas y pasar la noche fuera de ellas, aunque son conscientes que se hizo más por precaución que por un peligro real de que las llamas llegasen a sus casas.

Han reconocido que desde sus hogares veían una gran cantidad de humo y cómo avanzaban las llamas, por lo que cuando se produjo el desalojo muchos de ellos ya se habían dado cuenta de que tendrían que marcharse de sus casas.

La población de Alcalá de Moncayo se han volcado con los vecinos de Talamantes, que han pasado más tiempo fuera del pabellón que dentro debatiendo sobre las llamas y las consecuencias que tendrá para la vegetación de la zona.

Todos ellos son conscientes de que al menos esta noche la tendrán que pasar fuera de sus casas, aunque esperan que el desalojo dure los menos posible y la noche y el operativo antiincendios estabilice las llamas y permita a los vecinos volver a sus respectivas viviendas.