aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil widget Goggle + Aragón Digital
Viernes, 31 de octubre de 2014
Cultura
Noelia Fragoso Delgado

22/8/2012

Una avalancha de restauradores se ofrece para arreglar el Ecce Homo de Borja
Borja ha recibido multitud de ofrecimientos altruistas por parte de restauradores de arte de toda España para tratar de arreglar la obra de Elías García Martínez. El Consistorio trabaja con una empresa de restauración de manera habitual, dado su cuidado del patrimonio cultural, que será quien diagnostique la obra la semana próxima.
El antes y el después del Ecce Homo. Centro de Estudios Borjanos
El antes y el después del Ecce Homo. Centro de Estudios Borjanos

Zaragoza.- Desde que saliera a la luz la noticia de que una anciana había dañado la obra del Ecce Homo de Elías García Martínez en el Santuario de Misericordia de Borja, las líneas telefónicas del Ayuntamiento de la localidad zaragozana no dan abasto. Multitud de restauradores se han ofrecido de manera altruista para intentar dar solución al problema y lo han hecho desde todos los puntos del país.

Por otro lado, el blog del Centro de Estudios Borjanos ha tenido que emitir un comunicado en torno a lo acaecido en el Santuario de Misericordia, explicando que las llamadas a lo largo del día de ayer fueron constantes, así como las entradas al blog, más de 46.000. "Algo insólito para un medio como el nuestro de ámbito muy limitado", ha asegurado en declaraciones a ARAGÓN PRESS el presidente del centro, Manuel Gracia Rivas.

"Ha despertado la polémica lógica", ha añadido y ha reiterado que se trata de un hecho puntual, ya que sólo hace un mes la obra no se encontraba en el estado actual. Éste califica de "desgracia" lo ocurrido y ha considerado "lamentable" que Borja tenga que ser noticia por un hecho tal "sin atenuar la gravedad", dado "el gran cuidado cultural de la localidad". Al parecer, ha señalado Gracia Rivas, "la persona que lo ha dañado, lo llevaba ya haciendo desde hace un tiempo".

El próximo lunes una empresa de restauración, que trabaja habitualmente con Patrimonio del Gobierno de Aragón (por ejemplo en la Colegiata de Borja), acudirá para la valoración de los daños. El propio Consistorio la había encargado desde hace varios días y ya existe además un dictamen del restaurador de la iglesia, que hace pensar que la restauración "va a ser difícil".

El concejal de Cultura de Borja, Juan María de Ojeda, está coordinando los trabajos y destaca la labor y el esfuerzo del municipio para restaurar su patrimonio cultural, tanto mueble como inmueble, por lo que tienen contacto continuo con la empresa que se encargará del asunto. A sus restauradores tendrá que informar la anciana, "que ha hecho la faena", de las técnicas y materiales que ha utilizado.

De Ojeda asevera que la empresa que atenderá la obra es de confianza y no quieren más "buenas intenciones", de las que ya están "sobrados". La familia del autor ha prestado, asimismo, toda su colaboración, aunque sin dejar de exigir firmeza a la hora de reparar el daño causado.

El Ayuntamiento de Borja viene dispensando una "especial atención" a la protección del Patrimonio, ha aclarado el concejal, y, en los últimos meses ha puesto en marcha iniciativas como la renovación de los dos importantes Museos de la ciudad (el Museo de la Colegiata y el Museo Arqueológico), la restauración de la Casa de la Estanca (un monumento mudéjar, declarado Bien de Interés Cultural), la restauración de un ala del claustro de la Colegiata (también Bien de Interés Cultural) y la restauración de las llamadas “Arcadas”, un viaducto próximo al casco urbano.

"Aquí hay una preocupación por el patrimonio y una inversión a pesar de los pocos recursos que tenemos. Lo que merecería un mejor trato de los medios de comunicación y no la invasión que estamos teniendo ahora", ha sentenciado De Ojeda.

Los hechos

Aunque la noticia salió a la palestra este martes, el Consistorio de Borja tuvo conocimiento de la "restauración" por parte de una vecina octogenaria, que sin pedir permiso inició su "arreglo", mucho antes. La anciana confesó su acción a Patrimonio Cultural y éste comenzó su esfuerzo por intentar ponerle solución.

Y es que la señora quiso hacerle un "pequeño arreglo" a la obra de Elías García Martínez, profesor de la Escuela de Artes de Zaragoza, que hace un mes se encontraba deteriorada. Se trata de un mural con la imagen de Cristo que decoraba uno de los muros del Santuario, propiedad del Hospital Sancti Spíritus y que ha quedado totalmente desvirtuado.

La restauradora zaragozana Lourdes Gracia ha explicado a ARAGÓN PRESS que lo primero que se necesita para restaurar una obra es realizar un estudio histórico-artísico y técnico. Sería un trabajo multidisciplinar y tras ello tendrían que verse los agentes de deterioro y degradación. Una vez estuviese claro lo que se quiere preservar encima de la mesa, lo que duraría muchos meses. En el caso del Ecce Homo, habría que conocer qué pintura ha utilizado la anciana para saber si es reversible.