aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Viernes, 18 de agosto de 2017
Sociedad
Carlos Otero

4/12/2002

Muere un hombre por el disparo fortuito de un agente de Policía
Moisés Basanta, de 34 años, ha perdido este miércoles la vida en Zaragoza, tras recibir un disparo fortuito procedente del arma reglamentaria de un agente de Policía que pretendía detenerle.
La madre del fallecido en el lugar del suceso
La madre del fallecido en el lugar del suceso
Zaragoza.- Moisés Basanta Díez, de 34 años, ha fallecido a las 9,30 horas de este miércoles en la calle Rusiñol, en el zaragozano barrio de Las Fuentes, cuando la pistola de uno de los agentes de la Policía Nacional que pretendían detenerle se ha disparado por causa de un movimiento realizado por el fallecido cuando intentaba huir de las fuerzas del orden.

Según han informado desde la Jefatura Superior de Policía, los agentes del Grupo de Atracos de la Brigada Provincial de Policía Judicial rodearon el vehículo de Moisés Basanta en el cruce de la calle Rusiñol con Hogar Obrero y éste, al verse rodeado, abrió violentamente la puerta del conductor con intención de huir golpeando el arma que portaba uno de los policías. El golpe sobre el arma produjo el disparo fortuito que acabó con su vida al impactar la bala en su zona torácica.

A pesar de que en pocos minutos se había personado una ambulancia en el lugar del suceso para trasladar a Moisés Basanta al hospital, éste falleció en el vehículo y nada se pudo hacer para salvarle la vida. La víctima, que había sido identificada como el artífice de un atraco bancario producido el pasado 26 de noviembre en una sede de La Caixa, ya estaba fichado por la Policía por otros robos con violencia e intimidación.

La Jefatura Superior ha abierto una investigación y es probable que pueda realizarse alguna comparecencia esclarecedora sobre este acto, según han informado fuentes de la Delegación del Gobierno a la agencia de noticias ARAGÓN PRESS.

LA FAMILIA DEL JOVEN DENUNCIARÁ AL AGENTE

La familia del joven fallecido denunciará al agente de Policía al que supuestamente se le ha disparado su arma reglamentaria de manera fortuita cuando iba a detenerle. La madre del fallecido, Mari Luz Díez, que se ha encontrado el cadáver de su hijo cuando venía de una entidad bancaria, sostiene que su hijo "ha sido asesinado voluntariamente", por lo que ha decidido acudir a la Justicia para que solucione el caso.

Según cuenta la madre del fallecido, regresaba del banco cuando se ha encontrado a su hijo muerto en su propio coche, rodeado de siete agentes de la Policía Nacional, algunos de ellos vestidos de paisano. “Yo venía del banco y me he encontrado el coche rodeado de gente”, ha comentado Mari Luz Díez, “entonces he visto a mi hijo dentro y me he acercado para ver qué pasaba y un policía me ha dicho que lo había matado”.

Moisés Basanta, que se dedicaba a la construcción, estaba siendo investigado por la Policía como sospechoso de un atraco bancario perpetrado el pasado 26 de noviembre, pero toda la familia del fallecido sostiene que Moisés no había hecho nada malo. “Alguna gamberrada haría de joven como todos, pero nada más”, ha asegurado su madre.

La familia Basanta, que vive en una humilde vivienda de la calle Rusiñol, aún no se cree todo lo sucedido. De hecho, como no tienen teléfono en casa, no han avisado todavía a muchos parientes del suceso. La novia de Moisés, que por la mañana tenía el teléfono apagado, aún no conoce la triste noticia. Los padres de Moisés tampoco tienen todavía un abogado que les lleve el caso, aunque un sobrino les está buscando uno.