aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Martes, 25 de septiembre de 2018
Zaragoza
Guillermo Domingo Colera

11/9/2018

El PSOE descarta apoyar el Plan de Movilidad Urbana “sin ambición” presentado por ZeC
La portavoz del grupo socialita en el Ayuntamiento, Lola Ranera, ha anunciado que su partido no apoyará el Plan de Movilidad Urbana Sostenible presentado por el Gobierno de Zaragoza en Común. Consideran que el documento está “carente de ambición” y que no presenta un modelo de ciudad.
Ranera ha asegurado que el Plan "no tiene un proyecto de ciudad" para Zaragoza
Ranera ha asegurado que el Plan "no tiene un proyecto de ciudad" para Zaragoza

Zaragoza.- La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Lola Ranera, ha anunciado que su grupo municipal no apoyará el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) presentado por el Gobierno de Zaragoza en Común. La socialista ha asegurado que el documento presentado por ZeC “no tiene ambición” y no ofrece soluciones concretas que presenten un modelo de ciudad.

Ranera ha catalogado el plan como “una tormenta de ideas” y ha criticado la falta de consenso de Zaragoza en Común a la hora de elaborarlo, tanto con el resto de grupos políticos como con los posibles afectados, lo que ha hecho que la propuesta “sea un fracaso”.

El PSOE asegura que el documento “ha perdido el aire innovador de su predecesor” y se ha centrado “en las prohibiciones y las imposiciones antes que en las alternativas”. Los socialistas critican algunas propuestas, como la organización de la ciudad en anillos o la poca concreción en la peatonalización del centro de la ciudad.

Además, Lola Ranera también ha tachado de “poca altura política” al Gobierno municipal por la forma en la que pretende financiar el Plan. Según la socialista, el PMUS obligaría al Ayuntamiento de Zaragoza a destinar 19 millones de euros anuales durante los próximos 8 años para llevar a cabo las propuestas, algo que para Ranera es “hipotecar a los siguientes gobiernos”.

“Tenemos un documento que solo tiene una filosofía general, que no tiene concreciones de los problemas de la actualidad y no proyecta el futuro de la ciudad”, ha concluido Ranera, quien también ha añadido que este plan “no tiene ninguna credibilidad a nivel económico”.