aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Viernes, 16 de noviembre de 2018
Zaragoza
Redacción

9/9/2018

Cinco nuevos híbridos se incorporan a la flota de autobús urbano de Zaragoza
Cinco nuevos híbridos se incorporan a la flota de autobuses urbanos de Zaragoza. Con estas nuevas unidades, la ciudad ya cuenta con 47 vehículos de estas características. Su uso contribuye a la mejora medioambiental de la ciudad y a reducir las emisiones de gases nocivos a la atmósfera, ya que obtiene ahorros de combustible y de CO2.
El motor de combustión de la flota cumple con la normativa Europea de emisiones más exigente
El motor de combustión de la flota cumple con la normativa Europea de emisiones más exigente

Zaragoza.- El pasado viernes entraron en servicio cinco nuevos autobuses urbanos híbridos, que pasan a formar parte de la flota de transporte público en bus urbano. Estos nuevos vehículos se asignarán a diferentes líneas.

Con estos nuevos autobuses, son ya 47 los vehículos de estas características puestos en servicio por el Ayuntamiento de Zaragoza y la Concesionaria desde comienzos de 2017, cumpliendo así el compromiso del Ayuntamiento de Zaragoza y Avanza Zaragoza con la ECAZ 3.0 y la movilidad sostenible. 

La incorporación a la flota de bus urbano de vehículos híbridos contribuye a la mejora medioambiental de la ciudad, al reducir las emisiones de gases nocivos a la atmósfera, ya que obtiene ahorros de combustible y emisiones de CO2 de hasta del 30%, y si se incluyen las NOx y partículas peligrosas, la reducción puede llegar a ser de un 50%. A esto se suma, la reducción de la contaminación acústica, especialmente en las áreas de influencia de las líneas en las que prestan servicio.

Los cinco nuevos híbridos corresponden al modelo 7900 Hybrid de la marca Volvo, iguales a los vehículos de estas características que se han ido uniendo a la flota desde enero de 2017. Como principales aspectos, que contribuyen a su eficacia y eficiencia cabe destacar: la estructura de la carrocería y del techo están fabricados con aluminio, que se puede reciclar hasta un 90 % y que aporta una reducción de peso que se traslada a un ahorro de combustible, los sistemas auxiliares (puertas, aire acondicionado, dirección asistida, frenos) son accionados eléctricamente, obteniendo un ahorro de combustible y consiguiendo que el autobús esté totalmente operativo incluso cuando el motor diésel se encuentre desactivado. 

Incluye dos conjuntos de batería para aumentar el tiempo de actividad, y ampliar la vida útil de las mismas. Uno de los conjuntos se reserva exclusivamente para el arranque del motor y asegurar una batería totalmente cargada en todo momento. El otro conjunto se reserva para los demás sistemas eléctricos. El motor de combustión cumple con la normativa Europea de emisiones más exigente (Euro VI).

Con estas incorporaciones a la red urbana de autobuses, se da un paso importante hacia una Zaragoza más saludable, con menos contaminación y menos ruido, lo que se enmarca en una de las prioridades más importantes del Ayuntamiento de Zaragoza para este mandato municipal: la lucha contra el cambio climático y la mejora de la calidad y de la eficiencia del transporte público. 

En este sentido, el 7 de julio del pasado año el Gobierno de Zaragoza adoptó un acuerdo para modificar la flota del bus urbano, por el cual, a lo largo de la vida del presente contrato, se incrementa la inversión para renovar la flota de 62 a 92 millones de euros, con lo que, en este período, se van a renovar 253 buses urbanos en lugar de los 191 que estaban previstos inicialmente.