aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Jueves, 20 de septiembre de 2018
Tribuna Digital
Eugenio Calleja

6/9/2018

El sistema se cae en todo el mundo

Protestar y reivindicar aquello que sirve para mejorar y solucionar los problemas de los ciudadanos está bien y es necesario en una sociedad que está viviendo – y en muchos  casos sufriendo – una constante transformación tecnológica que influye en todos los ámbitos del desarrollo del hombre y, por tanto, de la humanidad.

La democracia ¿puede mejorar? Pero, ¿está bastante bien? Lo que está mal es la política que no da un formato positivo y se está perdiendo mucha energía por el camino.

Si hablamos de la democracia y de la política, el sistema se está cayendo en todo el mundo. Existe un malestar social donde, entre otros, en los países escandinavos (ejemplo de desarrollo y avances sociales) resurge un sentimiento xenófobo.

Sería conveniente y necesario abrir en Aragón y en España un tiempo de investigación de cómo funciona la democracia y por qué resurgen movimientos en Europa de críticos con la democracia y en España hay una constante insistencia en ser independientes de Cataluña y el País Vasco, que no es novedoso, contribuyendo todo ello a tensionar las relaciones sociales y de familia, no resolviendo los problemas del estado social, de bienestar y ético ¿es entelequia? Las organizaciones políticas mayoritarias de Cataluña siguen en el empeño de desmontar la España democrática; mientras, el planeta Tierra se va al garete.

En Aragón seguimos paralizados en un asunto de tanta importancia como el Salario Social, que requiere un mayor calado político para agilizarlo, aprobarlo y que sirva para resolver las necesidades de las personas que verdaderamente lo requieran, ya que de aprobarse – y dependiendo de su cuantía – despejará el camino de una sociedad que tendrá una minoría cualificada (y privilegiada, que ya existe) y el resto tendrá que sobrevivir hoy y mañana con un Salario Social o de subsistencia que viene a sustituir a aquella cartilla de racionamiento establecida en España, después de la cruenta Guerra Civil, por la dictadura dura, dura, dura…. ¿Hemos avanzado?

Los políticos deberían olvidar las mentiras y trabajar más en fortalecer la democracia; así como en la Justicia Social que se vea y se perciba entre la ciudadanía  ¿Gobernar bien? ¿Qué inteligencia?

La paradoja de la globalización indica que toda Europa se construye sobre la competencia. Y esto no ayuda. Olvidaba: la Unión Europea no funciona. Las pruebas son contundentes y Puigdemont al amparo de Europa sigue recorriendo territorio ¿qué Unión Europea?...
 


* Experto Sociolaboral y Técnico en Prevención de Riesgos Laborales