aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Lunes, 24 de septiembre de 2018
Zaragoza
Claudia Ortín Sancho

5/9/2018

Zaragoza se estructurará en cinturones que restringirán el transporte privado de cara a 2027
El Ayuntamiento de Zaragoza ha dado a conocer las estrategias del nuevo Plan de Movilidad Sostenible, valoradas en casi 550 millones de euros. El objetivo principal es que, de aquí a 2027, se restrinja el uso del vehículo privado en muchas zonas. Para ello, se apuesta por transporte público sostenible y líneas de alta capacidad.
El PMUS contempla catorce estrategias
El PMUS contempla catorce estrategias

Zaragoza.- Una movilidad segura y saludable, intermodal, accesible y eficiente. Es el objetivo del nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible, cuyas medidas y estrategias se han dado a conocer este miércoles. El eje central es restringir el uso del vehículo privado por muchas zonas de la ciudad. Y, de la mano de esta premisa, apostar por el transporte público sostenible, eléctrico y líneas de alta capacidad.

El PMUS contempla catorce estrategias: seguridad vial, movilidad peatonal, movilidad ciclista, transporte colectivo, intermodalidad, taxi, movilidad eléctrica, tecnologías de la información y de la comunicación, vehículo privado, aparcamientos, distribución urbana de mercancías, movilidad al trabajo, movilidad turística, y comunicación. Cada una de ella cuenta con una serie de proyectos que, en su conjunto, suman casi 550 millones de euros. 

La concejal delegada de Movilidad, Teresa Artigas, ha destacado la jerarquía urbana que se ha planteado para estructurarla ciudad. Así, se conforma una "malla básica", integrada por las calles principales de la ciudad y por la que podrán circular los vehículos privados. Eso sí, en la que se habilitarán muchas "zonas 30" y "supermanzanas", de manera que el peatón "gane mucha prioridad".

Además, la ciudad se estructurará en "cinturones" que restringirán la circulación del transporte privado. De esta forma, el primer cinturón rodea el casco romano, por el que sólo podrán circular residentes y carga y descarga. En el segundo cinturón, delimitado por el camino de Las Torres, el puente de Las Fuentes, Marqués de la Cadena, Valle de Broto, el puente de La Almozara, paseo María Agustín y avenida de Goya hasta cerrar de nuevo el anillo con el camino de Las Torres, sólo podrán circular los vehículos híbridos y "cero". Finalmente, un tercer anillo con el resto de la ciudad, en el que podrán circular los vehículos de gasolina desde 2006 y diesel desde 2014.

Transporte público colectivo

Para evitar al máximo la circulación del vehículo privado por el centro de la ciudad es necesario impulsar el transporte público. En este sentido, el PMUS apuesta por líneas de alta capacidad, como la línea 2 del tranvía, cuyo estudio, ha aseverado Artigas, "estará en unos meses". El PMUS plantea también una línea 3, entre Torrero y Santa Isabel, que podría cubrirse o bien con tranvía o bien con los conocidos como BRT. Se trata, tal y como ha explicado el jefe del Servicio de Movilidad, Santiago Rubio, de autobuses electrificados con plataformas reservadas y prioridad semafórica, que se implantarían también en las líneas circulares de los actuales buses.

Rubio ha reconocido que la implantación de líneas de alta capacidad conllevaría la restructuración de la red de autobuses aunque, en cualquier caso, tal y como apunta Artigas, esta reordenación no se eliminarían vehículos sino que se reforzarían las zonas donde no llegue el transporte de alta velocidad. De cara a 2027, ha destacado Artigas, el objetivo es que no haya ya ningún autobús diesel y que el 50% de la flota sea eléctrica.