aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil
Miércoles, 19 de septiembre de 2018
M. Ambiente
Redacción

4/9/2018

Una veintena de personas realizan una travesía geológica por Ordesa y Monte Perdido
Un total de 21 personas han participado este fin de semana en una travesía geológica por el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. El objetivo era dar a conocer los elementos que componen y dan personalidad a este espacio. La ruta a pie comenzó en la Pradera de Ordesa, para recorrer todo el Valle y finalizar en el Balcón de Pineta.
Los participantes llegaron de diferentes provincias de España como Guipúzcoa, Navarra, Madrid, Barcelona, Castellón, Zaragoza y Huesca
Los participantes llegaron de diferentes provincias de España como Guipúzcoa, Navarra, Madrid, Barcelona, Castellón, Zaragoza y Huesca

Zaragoza.- El Geoparque Mundial de la Unesco Sobrarbe-Pirineos ha realizado este fin de semana una travesía geológica por las montañas del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con motivo de su centenario. Un total de 21 personas han participado en esta travesía realizada los días 1 y 2 de septiembre de 2018, siguiendo el trazado de tres de las georutas que recorren el Parque: Valle de Ordesa, Monte Perdido y el Balcón de Pineta.

El Geoparque Sobrarbe-Pirineos ha querido participar de nuevo en el Centenario del Parque organizando esta actividad que tenía como objetivo explicar a los participantes, a lo largo de una travesía de dos días, los elementos geológicos que componen y dan personalidad al Parque. Dos días para cruzarlo de sur a norte disfrutando de sus paisajes geológicos.

La ruta a pie comenzó en la Pradera de Ordesa, para recorrer todo el Valle de Ordesa y ascender hasta el Refugio de Góriz, donde se pernoctó. En la segunda jornada se llegó hasta la cima del Monte Perdido, se descendió hasta el ibón de Marboré para finalizar la travesía en el Valle de Pineta.

Los participantes han podido conocer que el valle de Ordesa es uno de los que mejor conserva la morfología glaciar de todo el Pirineo, pero que éste no es su único atractivo, ya que se puede observar la disposición de las rocas sedimentarias y reconocer numerosos restos de fósiles.

Monte Perdido, con 3.348 metros de altitud, es la montaña más alta del Parque Nacional y el pico calcáreo más elevado de Europa, y durante su ascensión se pudo observar diferentes afloramientos que permiten entender la estructura tectónica de este macizo calcáreo. Además, desde su cumbre, un amplio panorama permitió realizar interesantes observaciones sobre la configuración geográfica y geológica del Parque Nacional.

El recorrido finalizó en el valle de Pineta, originado por la intensa labor erosiva del glaciar que comenzaba a los pies del Monte Perdido, que contaba con unos 25 kilómetros de distancia, y un espesor de hielo que podía superar los 450 metros.

Esta actividad ha tenido muy buena acogida, con numerosas solicitudes de participación. El número de plazas limitadas hizo que un sorteo decidiera los 15 participantes, que fueron acompañados por los geólogos Ánchel Belmonte y Luis Carcavilla del Geoparque Sobrarbe- Pirineos y tres guías de la empresa Treking Mule (entidad colaboradora del Geoparque).

Los participantes, siete hombres y ocho mujeres, llegaron de diferentes provincias de España: Guipúzcoa, Navarra, Madrid, Barcelona, Castellón, Zaragoza y Huesca, de los cuales tres de ellos eran de Sobrarbe.