aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 21 de octubre de 2017
Zaragoza
Claudia Ortín Sancho

6/10/2017

Los Bomberos de Zaragoza contarán en un año con una de las unidades caninas más numerosas de España
El Cuerpo de Bomberos de Zaragoza contará en un año con una unidad canina plenamente operativa. Contará con ocho perros de diferentes razas entrenados para la búsqueda de personas desaparecidas, pero también para el rescate de cadáveres, incluso sumergidos. Este mismo viernes se ha aprobado el reglamento que regulará esta unidad.
Desde la institución advierten de que hay "muchísima" preocupación entre las empresas
Desde la institución advierten de que hay "muchísima" preocupación entre las empresas

Zaragoza.- El Cuerpo de Bomberos de Zaragoza contará en un año con una unidad canina plenamente operativa. Por ahora los animales están en periodo de formación y este mismo viernes se ha aprobado el reglamento que regulará esta unidad. Contará con ocho perros de diferentes razas entrenados para la búsqueda de personas desaparecidas, pero también para el rescate de cadáveres, incluso sumergidos. 

Estos perros podrán rastrear grandes áreas, e incluso detectar los olores bajo el agua. El sargento y coordinador de la unidad, Iñaki de Bériz, ha afirmado que, dada la variedad de perros, "va a ser la bomba esta especialidad". El objetivo, ha dicho, es "el mismo que tenemos siempre, que es proteger y garantizar la seguridad de los ciudadanos, y en este caso de los zaragozanos".

La Unidad Canina de Bomberos (UCAB) contará con dos pastores belgas, dos sabuesos, dos labradores, un pastor alemán y un perro de agua. Cada raza está especializada en un tipo concreto de rescate por ser más apropiados para ello. Se trata, tal y como ha insistido De Bériz, de una antigua reivindicación de los bomberos.

La formación continua de los agentes de la UCAB, así como de sus perros, "está siendo determinante y lo será en el futuro", han insistido desde el Ayuntamiento. La iniciativa ha partido de los propios bomberos que han adquirido personalmente a los animales. A partir de ahora serán compañeros de trabajo, pero también de vida.

Tal y como recoge la normativa aragonesa que regula el funcionamiento d los Servicios de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de la Comunidad Autónoma de Aragón, se contempla "la intervención en operaciones de salvamento acuático y subacuático, así como en cavidades o grutas y aquellas intervenciones en grandes áreas, estructuras colapsadas o aludes donde sea necesaria la utilización de recursos cinológicos".