aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 21 de octubre de 2017
Deportes
Francisco Javier Castarlenas Vaquero

6/10/2017

Natxo cuenta con Borja y Febas en un once sin rotaciones
La recuperación de Borja Iglesias tras sufrir molestias lumbares y el regreso de Aleix Febas a las órdenes de Natxo González marcan la actualidad zaragocista de cara al partido del domingo. El técnico victoriano no planea un once con grandes novedades, asegurando que los escasos minutos actuales de Pombo son sólo circunstanciales.
El vitoriano está en disposición de repetir once respecto a Oviedo
El vitoriano está en disposición de repetir once respecto a Oviedo

Zaragoza.- El domingo debe ser el día. El momento en el que sensaciones y puntos se den la mano en un Real Zaragoza que presume de lo primero y que está careciendo de lo segundo, pese a que todavía no sea demasiado alarmante por el prematuro momento en el que se encuentra el campeonato liguero en Segunda División. Y lo hará el equipo con dos de sus puntales en el once, pese a las dudas intersemanales.

Es el caso de Borja Iglesias, que ha regresado al grupo este viernes tras superar unas molestias dolorosas en las lumbares, explicando Natxo González que "mañana estará mejor y para el domingo al 100%". El segundo en cuestión es Aleix Febas, liberándolo Albert Celades de la convocatoria sub-21, algo que el vitoriano considera que es fruto "del sentido común", estando en condiciones de "competir en condiciones el domingo". Por cierto, igual que Grippo, ya recuperado.

Pero no han sido los únicos nombres propios que han aparecido en la sala de prensa de la Ciudad Deportiva. Las declaraciones más llamativas han versado sobre Íñigo Eguaras, considerando Natxo González que "con balón es un jugador importante, pero para tiene un margen de mejora muy grande y ahí es donde tiene que apretar porque puede ser mucho mejor jugador de lo que es".

Un once el de Natxo González en el que no se prevén excesivas novedades, con muchas posibilidades además de que repita respecto a Oviedo. Si algo ha querido dejar claro el entrenador es que no tiene ningún problema con Pombo, explicando sus desconvocatorias como que "alguien se tiene que quedar fuera", pero que "ha sido importante, es y seguirá siéndolo". Idéntica situación a la de Vinícius, de quien ha explicado que le ha "sorprendido gratamente en el día a día".

Y más allá de casos particulares, la sensación colectiva: "No es fácil ver a un equipo tan convencido de lo que hace aunque no salgan los resultados. Es por eso, por esa creencia y porque estamos muy convencidos de que nos tiene que llegar". Debería empezar a hacerlo este mismo domingo ante el líder de la categoría, el Numancia. Que debe pagar los platos rotos.