aragóndigital.es
Síguenos en... Facebook Twitter Canal Youtube RSS Versión móvil Goggle + Aragón Digital
Sábado, 16 de diciembre de 2017
Deportes
Redacción

6/10/2017

Ahora toca ganar fuera
En El Alcoraz está siendo muy fiable la Sociedad Deportiva Huesca, viniendo de enlazar además dos victorias en las dos últimas jornadas. Pero ahora la plantilla debe estar preparada para asaltar el triunfo fuera de casa, con Almería como primer destino. Brezanzic y Bardají son bajas seguras por lesión.
Los oscenses visitan a un Almería que es quinto. Foto: web S.D. Huesca
Los oscenses visitan a un Almería que es quinto. Foto: web S.D. Huesca

Zaragoza.- La S.D. Huesca empieza este fin de semana una maratoniana agenda que le llevará a jugar tres partidos en menos de una semana y a enlazar dos de los desplazamientos más largos de la temporada. El primero, a Almería. Los oscenses viajan con el objetivo de sumar la primera victoria a domicilio de la temporada, después de cosechar dos consecutivas en El Alcoraz.

Así lo aseguraba Rubi en la rueda de prensa previa a la jornada 8 de la competición. "Sería fantástico sumar tres puntos más, es a lo que vamos, tenemos que demostrar el grado de concentración que hemos tenido en casa y darle continuidad fuera”.

Enfrente, un rival que también llega en buen momento y con un alto grado de confianza ya que no conoce la derrota en su estadio. "El Almería es un equipo con mucho oficio, rocoso, domina los tiempos de un partido, corta mucho el juego del rival. Además, está con confianza, igual que nosotros, así que preveo un encuentro muy competido”, explicaba el míster.

"Con todo el respeto al rival pero confío en que nuestros jugadores puedan ser mejores”, añadía. Para ello, y con la igualdad como máxima, "tendremos que saber imponernos en aspectos concretos del juego”.

El técnico sabe que "ganar a domicilio, en principio, es más complicado que en casa” pero cree que "el equipo ha sentado las bases para poder ganar”. "Hemos logrado continuidad en el juego y no tener lagunas defensivas. Tenemos dos desplazamientos complicados pero intentaremos lograr esa victoria”, comentaba.

Con las bajas seguras de Brezancic y Ander Bardají por lesión, Rubi muestra plena confianza en todos sus jugadores. "Saben que todos tienen que estar preparados porque en cualquier momento les puede tocar, estoy orgulloso del día a día de los jugadores, es un equipo que entrena muy bien”, valoraba.

El entrenador azulgrana sabe que tienen por delante una semana dura pero prefiere pensar primero en el partido de Almería, y después, valorar los siguientes. "El sábado queremos ganar y no pensar en que tenemos dos partidos más en cinco días. En función de cómo salgamos, analizaremos los otros dos”, concluía.